Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Tres ciudades religiosas de Colombia para vivir la Semana Santa

Por: 
Redacción Cromos
Estas son las principales ciudades colombianas que se caracterizan por su cultura religiosa y afluencia turística. ¿Por qué visitarlas?

Buga, una ciudad milagrosa

 

La ciudad vallecaucana de Buga, hospeda en su territorio a la Basílica del Señor de los Milagros, el principal atractivo turístico de la región. Visitantes de todo el país, fieles al Milagroso, llegan durante todo el año, principalmente en Semana Santa, a presenciar las misas que se realizan durante todo el día, a cumplir promesas o a hacer peticiones especiales al Señor de los Milagros. Los alrededores de la Basílica están inundados de almacenes que ofrecen miles de figuras de santos que la gente generalmente compra y hace bendecir durante la misa. Sus procesiones nocturnas son bastantes concurridas y en ellas desfilan por las calles las imágenes que residen en la iglesia. 

 

 

 

 

Ipiales en Semana Santa 

 

Cada año la ciudad de Ipiales se prepara para recibir con sacras celebraciones religiosas y procesiones, a aquellos creyentes que se sientes atraídos por estos ritos cristianos de la fe católica y por la forma en que se llevan a cabo en el municipio, principalmente cerca al Santuario de Las Lajas. Las peregrinaciones al Santuario, destino cultural y religioso, están acompañadas de imágenes sagradas que portan las asociaciones religiosas de la catedral. El recorrido que realizan feligreses y penitentes por las calles céntricas de la ciudad, es admirado principalmente en la noche por miles de personas. Esta época del año fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial del municipio en el año 2012 por el Consejo Municipal, dando reconocimiento de esta forma a sus tradiciones religiosas a nivel mundial.  

 

 

 

Popayán, la ciudad blanca 

 

La capital del departamento del Cauca, también llamada «La ciudad blanca», es testigo cada año de una de las fiestas religiosas más antiguas e importantes del país: las procesiones de Semana Santa dedicadas al Santo Entierro, la Santa Cruz, Jesucristo, la Virgen María y la Resurrección.

 

Miles de feligreses de todo el país se vuelcan a las calles de Popayán con cirios en sus manos, para durante casi cuatro horas, hacer el recorrido de casi 2 kilómetros acompañando a las esculturas y escultural religiosas mientras se escuchan rezos y suplicas. A su vez, diferentes grupos musicales especializados en cantos católicos, acompañan estas acostumbradas procesiones. 

 

Estas procesiones, que tienen su mayor afluencia el viernes y sábado santo, fueron declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en el año 2009 por la Unesco y Patrimonio Cultural de la Nación en 2004.   

 

 

Foto: Flickr

Leer mas: 

Leer más

Publicidad