Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Diez claves energéticas para una entrevista de trabajo

Por: 
Redacción Cromos
Mujer con café en la mano
Seguir estos consejos puede contribuir de forma positiva al momento de esa esperada entrevista laboral. ¡Ánimo!

 

En las entrevistas de trabajo es poco el tiempo que tenemos para  intercambiar palabras con el entrevistador y poder transmitir la información de manera eficiente. Y ya sea por nervios, ansiedad o simplemente pocos minutos, el encuentro se va al piso. ¿Qué hacer?

 

 

La noche antes de la entrevista o el mismo día en la mañana, es recomendable ponerse miel sobre todo el cuerpo, dejarla por cinco minutos y enjuagar con agua.

 

 

Llevar en el bolsillo un cuarzo Citrino para almacenar allí toda la energía positiva que usaremos durante la entrevista.

 

 

Ten siempre presente que lo que vas a hacer es un intercambio de información, las partes están en igualdad de condiciones y el entrevistador esta muy interesado en oír todo lo que le vas a decir.

 

 

Antes de entrar respira varias veces para centrar la energía.

 

 

Visualizar que estás dentro de un huevo de luz blanca. Cuando ingreses siempre mirar fijamente a los ojos. Durante la entrevista mirar a la otra persona no solo a los ojos sino entre los ojos, es decir directo al tercer ojo, esto hace que la información entre directamente al campo energético de la otra persona.

 

 

 

Si la persona a que la estás hablando tiene los brazos cruzados, asegúrate de entregarle un lápiz o algún objeto que haga que la persona los suelte. Los brazos cruzados cierran o bloquean la información.

 

 

 

Evita usar para la entrevista colores rojos o verdes. Los amarillos tampoco son muy recomendables, pues sacuden las emociones y tienen una frecuencia muy acelerada que puede agitar al entrevistador. Usar blancos o azules, beige o la gama de cremas, ya que estos colores generan tranquilidad.

 

 

Mantener la espalda siempre recta, esta postura además de que refuerza nuestra energía, la proyecta sobre el espacio en el que estamos.

 

 

Algo muy simple pero muy poderoso y que se pasa por alto es sonreír, no solo porque genera empatía sino porque el solo hecho de hacerlo eleva nuestra vibración generando una interacción energética sin interrupción. 

 

 

La visualización es un punto muy poderoso, hay que tener la capacidad de sincronizarse con todo aquello que ves.

 

 

Foto: Istock

Leer mas: 

Leer más

Publicidad