Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Editorial: No será la misma CROMOS

Por: 
Fidel Cano
"Las revistas para mujeres dejaron de hablar como hablan las mujeres".

Es natural que cuando se produce una transición en un equipo periodístico, como ha sucedido, comenzando por su cabeza, una revista se permee de la personalidad de ese nuevo equipo, de sus intereses, de sus deseos, de sus gustos y hasta de sus temores. 

 

Revistas para mujeres hay una infinidad en el mercado, en el local y en el internacional. Y, sin embargo, son pocas las que logran hoy entrar en una real conversación con las mujeres, más allá de las mismas viejas fórmulas, todavía efectivas pero cada vez menos, para atraer la atención. Las revistas para mujeres dejaron de hablar como hablan las mujeres. Esa mujer que proyectan las revistas de mujeres va camino a desaparecer.

 

¿Cómo vamos a tratar de recuperar esa conversación con unas mujeres reales, modernas, con voz propia, vigorosas en medio de una sociedad, no temamos decirlo, cruelmente machista? Ante todo con periodismo, que es lo que, más o menos, sabemos hacer en este equipo. Los temas puede que sean los mismos, pero el tratamiento puede –debe, creemos— ser diferente. Eso quiere decir contar historias desde la vida cotidiana; eso quiere decir no evadir los temas de género, siempre con el cuidado de no caer en un activismo agobiante; eso quiere decir rescatar el placer desde la mujer, sin complacencias; eso quiere decir caminar por la vida consintiendo los sentidos. Y más.

 

Todo eso requiere de una nueva voz, la voz de Cromos. Que no se la va a dar un director hombre, claro que no. Aquí hay un equipo –de gente joven y sofisticada, en su mayoría mujeres– que en estas semanas ha venido conversando y encontrándole el tono a esa voz, una voz firme, práctica y divertida. Tenemos en estas mujeres reales y algunos hombres de mentes abiertas el mejor “focus group” que puede tener una revista para mujeres, más que de mujeres.

 

Cromos, entonces, es hoy una niña de 100 años que quiere aprender de nuevo a hablar porque la sociedad le está marcando un nuevo paso, al que tiene que sumarse. Y no de manera pasiva, qué va. Cromos va a entrar con el compromiso de influir en ese ritmo, de enriquecer la marcha de esta sociedad y de divertirse en el camino.  

 

Al comienzo, en el proceso de maduración de esa voz, quizás se nos noten algunos desafines, es natural; pero a partir de la conversación en que confiamos poder entrar con ustedes poco a poco la iremos afinando juntos. Bienvenidos.

 

Leer mas: 

Leer más

Publicidad