Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

¡Enamoré a alguien de mi mismo sexo y ahora dice que está estancada!

Por: 
María Pasión
¿Qué debes hacer cuando ella ha perdido su interés en ti? La Doctora Corazón responde.

Hola doctora,

 

Le escribo para comentarle mi caso.

 

Hace un año conocí en el trabajo a mi recién pareja, desde que la vi me deslumbró su sencillez y su carácter. Me surgía la curiosidad llegar a conocerla más a fondo y enamorarla, a pesar de que ambas somos mujeres y que ella es mucho más mayor que yo, pues tengo 24 años y ella 37.

 

Para mí la edad nunca fue un factor importante, como tampoco nuestras personalidades pues yo soy romántica y ella realista y fría; sin embargo, su sexualidad sí lo es. Yo la conocí heterosexual y poco a poco fui rompiendo el hielo sin recibir señales de algo, y justo cuando me comencé a dar por vencida reapareció en mi vida diciéndome que ella sentía cosas por mí. 

 

Ella me contó en varias ocasiones que solo ha tenido una relación seria en su vida, que la llevó a casarse pero no funcionaron las cosas, y después de ese suceso habló varias veces con diferentes hombres pero que perdía la chispa por ellos muy rápido y era repetitivo.

 

Le sigo contando doctora.

 

Desde el comienzo todo surgió bien, viajamos juntas y en varias ocasiones ella me abrió un espacio en su vida familiar, y aunque no fuimos concretas con ellos sobre nuestra relación de pareja, a leguas ellos sabían que pasaba algo. Todo iba bien, incluso hasta en la intimidad pues podíamos estar en durante la semana unas cuatro o cinco veces y todo era perfecto. Yo me preguntaba porque ella nunca había tenido un receso de preguntarse o cuestionarse sobre lo que le pasaba conmigo, siempre actuó según ella, siguiendo sus sentimientos sin importarle nada. 

 

Llevamos casi diez meses de relación y desde hace dos todo se ha ido marchitando. He intentado todo, volverme más cariñosa, más especial e intentar motivarla con juegos y no entiendo qué sucede doctora.

 

Ella me dice que siente que no avanza conmigo sentimentalmente y en la cama ya no está igual. Dice que me desea y lo noto por como se comporta, pero no se concentra como antes, también me dice que no tiene a nadie más y le creo porque nunca le he visto nada extraño. Ella dice sentir cosas por mí pero que no sabe qué pasa y a mí esto me tiene mal porque la quiero demasiado.

 

Es una persona fría por decirlo así no le gusta mucho hablar de cosas cursis o de amores platónicos pero a su favor está que demuestra las cosas con hechos.

 

Dígame doctora qué debo hacer o qué debo comprender

 

Gracias por su tiempo.

 

 

Querida lectora,

 

Gracias por escribirme y contarme tu historia.

 

Lo que te pasa a ti es tan frecuente como el sol en Cartagena. Las parejas tienen un grandísimo enemigo de la pasión y ésta es la rutina.

 

Aquí puedo ver que hay una diferencia de edad considerable, y son una pareja de mujeres, factores que puedo tener en cuenta para confirmar que han superado obstáculos y que han seguido adelante. ¡Esto es ser resiliente, y es la cualidad que les hará soportar tormentas y crisis estando de la mano!

 

Lo que pasa es que la rutina no es una tormenta fuerte, sino una lluvia monótona que va dejando el cuerpo calado de frío. 

 

Para que esto no se convierta en el peor de sus problemas es aconsejable ver que hay que inspirarse para torear la rutina, invertir en planes y actividades que les gusten, que activen su amor y sus pasiones. Despertar intereses comunes, ver lo que ambas pueden conocer y hacer que les haga sentir la vida a tope. Creo que con tantas cartas y casos que llegan al consultorio, me inspiraré para escribir más sobre cómo lidiar la rutina ejercitando la pasión, ¡a lo mejor es el origen de mi siguiente libro! Aquí va un ejercicio puntual:

 

Coge dos papeles y dos lápices y  pídele a tu pareja que escriba cuáles son las 5 cosas que más les gustaría hacer en un fin de semana. Si las pueden hacer y son materializables, ¡adelante!

 

Si tu pareja no ve avances, pregúntale qué tipo de avances quiere ver, qué está esperando de ti para que sepas lo que desea y cuáles son sus expectativas. Ve al grano y descubre si hay cosas que desea y que no has atendido antes. Las mejores reuniones no son en la casa ni en el carro, sino en un lugar despejado, sin puertas (adiós portazos) en el que puedan hablar tranquilamente, sin distracciones.

 

Si en la cama dice que está estancada, también puedes hablar sobre cómo se siente y qué le está haciendo falta. Sobre la cama es bueno hablar lo justo y necesario, porque lo que hace que la intimidad sea maravillosa es que haya chispa y unión, haya creatividad y que se entiendan bien en el directo.

 

¡Espero que mi carta y mis sugerencias te hayan sido de ayuda! Un abrazo de todo corazón envuelto en toda mi pasión.

 

María Pasión,

Doctora Corazón.

 

 

Todas las cartas serán respondidas, pero sólo una será publicada en la próxima edición. Gracias por escribir a María Pasión, Doctora Corazón.

 

Envía tu carta a cita@mariapasion.design - Autora experta en relaciones de pareja.

Al enviar tu carta estás autorizando a Revista Cromos para que sea publicada. 

 

Ya puedes seguirme en redes:

(Facebook)

(Twitter)

(Instagram)

Leer mas: 

Leer más

Publicidad