Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Orgullo temporal

Orgullo temporal
La bandera gay en Facebook por liberador o doloroso que sea para unos, no es más que una reacción temporal, igual que la indignación.

Por: Yulieth Mora / @YuliethMora_

 

Decimos mucho en Facebook. Decimos: ‘me gusta’ en fotos de gatos, decimos: ‘me enoja’, para opinar sobre Trump y si es una masacre de última hora ‘me sorprende’. Decimos tanto, y tan poco, sin mencionar una palabra. Lo hacemos porque la mayoría están ahí, porque nos dijeron ̶y creímos̶ que basta un clic para expresar las emociones humanas.

 

Recientemente Facebook ha sumado a estas opciones el símbolo de la bandera gay, aludiendo a la expresión: ‘me enorgullece’, a propósito del Día del Orgullo LGBTI. Nada nuevo, ya lo habían hecho para el Día de la Madre cuando apareció la flor morada como reacción.

 

Entre diciembre de 2015 y marzo de 2016 unos 587 jóvenes entre 13 y 20 años, identificados con la comunidad gay, respondieron la primera Encuesta de Clima Escolar LGBTI en el país, realizada por las ONG, Colombia Diversa y Sentiido. Una de las preguntas fue: ¿Con qué frecuencia escuchas expresiones como: “eso es muy gay” o “no seas gay”?  El 76% aseguró que las había escuchado siempre o con bastante frecuencia durante el último año de colegio. Y el 93% estuvo de acuerdo en considerar que esas expresiones les resultaron incómodas.

 

Si una foto o publicación de ese 93% es calificada con el símbolo de la bandera gay, algo se habrá dicho. No solamente en público, sino a su interior. Se habrá dicho, quizás, algo que cause el efecto contrario de reivindicar el orgullo gay: un insulto, un empujón fuera de un closet ajeno, privado. Olvidamos que casi todo puede volverse en contra. La bandera gay no puede borrarse en una foto de alguien que siente miedo. Ya está avisado.

 

La red social también está avisada. Sabe qué vamos a decir, en qué fechas y elige cómo lo decimos. El algoritmo ya sabe lo que opinamos, sabe leernos en su código, pero hay algo que Facebook no sabe. No sabe qué es lo que queremos borrar, ni hasta qué punto es un agravio. No sabe del contexto real, ni del cyberbulling.

 

Tranquilos, no hay de qué preocuparnos. El símbolo de la bandera gay por liberador o doloroso que sea para unos, por provocador que resulte en el muro del Procurador, no es más que una reacción temporal, igual que la indignación. Ya veremos qué pasa en el Día de la Raza.

 

Foto: iStock.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad