Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Perdí a mi esposo en 20 días

Por: 
María Pasión
¿Crees que un matrimonio se puede acabar en tan poco tiempo? Laura se animó a contarle su historia a María Pasión.

Doctora Corazón:

 

Suelo leer ciertos artículos más nunca escribir u opinar sobre ellos...hay cosas que uno lee, pero jamás cree que le va a suceder.

 

Soy Laura, tengo 28 años. Llevaba 5 años con mi novio cuando decidimos casarnos. Al cumplir el primer año de casados nos dimos cuenta que venía nuestro hijo en camino... hoy mi hijo tiene un año y medio y hace un más de un mes decidí renunciar a mi empleo porque estaba afectando mi matrimonio, mi estabilidad personal y no podía ver a mi hijo.

 

Cuando llegué al hogar las cosas cambiaron. Mi esposo que es empleado independiente y solía pasar mucho tiempo en casa ahora ya no quería pasar tiempo allí; salía a las 5:30 de la mañana y regresaba a las 7 de la noche a ver televisión o a seguir trabajando. No pasaba tiempo con nosotros, ya no me llamaba, no me escribía y en algún momento me dijo que cuando no estaba no me extrañaba, porque nosotros lo cohibíamos, que necesitaba tener vida. Así cumplimos los 3 años de casados y a los 15 días me dijo que se iba de la casa.

 

Comenzó a tratarme mal e inclusive llegó un día a las 4 de la mañana con unos tragos encima, cosa que nunca hacía. Traté de hablar muy cordialmente varias veces, no le discutía ni le preguntaba dónde estaba. No sé si consiguió a alguien o si simplemente quería estar completamente solo, lo único que tengo claro es que salí con una mano adelante y otra atrás junto a mi hijo porque por sus agresiones verbales fui yo quien se tuvo que ir, sin empleo, sin nada.

 

No se sí es una crisis, no sé si es definitivo, me bloqueó de todas sus redes, solo se comunica por nuestro hijo y yo no sé qué pensar ni como sentirme.

 

***

 

Querida lectora,

Gracias por tomarte el tiempo de enviarme tu carta y contarme tu historia.

 

Puedo apreciar que los cambios a tu relación y a tu familia han llegado de forma precipitada. Si en veinte días se ha formado semejante berenjenal hay que saber salir con fuerza y dignidad de él y trazar un plan para que tu vida y la de tu hijo se viva sin más sobresaltos.

 

Es extraño que en tan poco tiempo se rompa un matrimonio, y es posible que el origen de esta crisis venga de antes, pero que por los errores en la comunicación no se hayan podido entender para arreglarlo. De todas formas, ningún matrimonio se soluciona escapándose por las noches. Y ahí perdió todos sus puntos el hombre.

 

En cuanto a las agresiones que has recibido opino que has hecho lo correcto en cortar el contacto y evitar a toda costa tener que pasar por episodios de maltrato.

 

Nadie tiene el derecho de maltratar a su pareja. Ante el maltrato hay que ser clara y tomar decisiones. ¡Lo ideal ante una situación de maltrato es denunciarlo y nunca quedarse callada!

 

Poco a poco las cosas se irán poniendo en su lugar, tu esfuerzo y tu entereza son las herramientas que tienes para seguir con tu vida y darle estabilidad a tu hijo. Eres muy fuerte y estoy orgullosa de lo que estás haciendo.

 

Con cariño y agradecimiento por compartir tu historia,

 

María Pasión.

Doctora Corazón.

 

Todas las cartas serán respondidas, pero sólo una será publicada en la próxima edición. Gracias por escribir a María Pasión, Doctora Corazón.

 

Envía tu carta a cita@mariapasion.design - Autora experta en relaciones de pareja.

Y no olvides seguirme en redes: 

(Facebook)

(Twitter)

(Instagram)

 

 

Foto: iStock.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad