Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Pirámides: ¿cómo evitar caer en una estafa?

Por: 
María Alejandra Medina
Pirámides: ¿cómo evitar caer en una estafa?
Es probable que siempre existan estafadores que se creen más vivos que los demás. Ahora trabajan, incluso, a través de redes sociales.

“De eso tan bueno no dan tanto”. Le hemos oído esta frase sabia a nuestros padres o abuelos una y otra vez. Es una advertencia para no pecar o equivocarnos por ingenuos. También es una frase que la Superintendencia Financiera ha repetido con insistencia para que los colombianos dejen de caer en las estafas de las denominadas 'pirámides', esquemas que captan ilegalmente recursos de las personas. 

 

Por lo general, se muestran como maravillosas opciones de inversión, en las que usted pondrá a rendir su dinero sin mayor esfuerzo y con altísimas o inusuales ganancias –mucho mayores a las que ofrece un banco en un CDT, por ejemplo–. 

 

Lo que ocurre con estas pirámides es que, por lo general, cumplen por un tiempo, para que otros incautos se animen y hagan su ‘inversión’. Luego, con esos recursos que van entrando se pagan los supuestos rendimientos de las primeras personas reclutadas. Por eso, también presionan o prometen comisiones por el simple hecho de llevar más miembros a la red.

 

Este esquema, eventualmente, se vuelve insostenible, ya que los rendimientos que prometieron no tienen ningún origen real, el dinero no se multiplica por arte de magia. Quien ha montado la 'pirámide' tiene el poder de hacer lo que quiera con la plata que ingresa, como llevársela y no volverles a responder a sus ‘inversionistas’.  

 

En los últimos años, el tema atrapó la atención de los medios y la opinión pública a causa de DMG, la 'pirámide' que más afectados ha dejado hasta hoy en el país. Sin duda era llamativo ver filas y filas de personas que buscaban obtener un beneficio de la estructura encabezada por David Murcia Guzmán, pero el esquema se cayó por su propio peso.

 

Más recientemente, las entidades de vigilancia y control han emprendido campañas en las que advierten de estafas por redes sociales o WhatsApp. También han mostrado los riesgos de usar monedas virtuales como el 'bitcoin', que, aunque no es ilegal, es una criptodivisa que no es reconocida por la nación, por lo que no tiene ningún respaldo.

 

Lo que en efecto es ilegal, explican las autoridades, es que capten dinero del público y que, por ejemplo, le ofrezcan una intermediación para invertirlo en monedas virtuales. Recuerde que las únicas entidades autorizadas para administrar el dinero de la gente y ofrecer rendimientos a cambio son las vigiladas por la Superfinanciera.

 

PIRAMIDES

 

No se confunda

 

Tenga en cuenta las diferencias entre una 'pirámide', que es una captadora ilegal, y una empresa multinivel legalmente constituida. La primera muchas veces querrá disfrazarse de la segunda. Para las empresas multinivel existe una ley, la 1700 de 2013, reglamentada con el decreto 24 de 2016, y hay un gremio que las reúne: Acovedi. Allí están compañías como Amway, Yanbal y Avon, entre otras.

 

Dentro de las normas que deben cumplir estas empresas están contenidos los derechos y los deberes de estas organizaciones con los vendedores independientes, quienes, entre otras cosas, deben tener un contrato sin cláusulas de permanencia y conocer los planes de compensación que les ofrecen. Las compañías deben, por ejemplo, estar constituidas en Colombia y tener al menos una oficina física para atender al público. El fin último de las multinivel es vender productos o servicios, no incorporar personas a la red.

 

Para no caer

 

Para reconocer una 'pirámide', puede hacer algunas consultas. Revise su actividad económica, buscando el nombre de la empresa en www.rues.org.co. Si se promociona como una multinivel, debería estar en las bases de datos de la Supersociedades, entidad que revisa y aprueba los contratos y los planes de compensación de ese tipo de compañías. Puede consultar esos datos en www.supersociedades.gov.co, ir a la pestaña ‘Servicios al ciudadano’, luego a ‘Trámites y servicios’ e ingresar a ‘Consulta de sociedades vigiladas’.

 

Ahora bien, tenga en cuenta que, de todas formas, esta no es una garantía. Hay empresas que han sido intervenidas por prácticas ilegales y en su momento estuvieron en las bases de datos de la Supersociedades. Incluso Interbolsa estaba vigilada. Las empresas pueden empezar a incurrir en prácticas ilegales de un día para otro o cada vez aprender a ocultar mejor sus irregularidades. 

 

Lo importante es que a usted le expliquen cómo funciona el negocio y de dónde provienen los rendimientos. Si le ocultan algo o le dicen que es una “fórmula secreta”, desconfíe. Esa es una de las principales recomendaciones de los expertos. 

 

Por otro lado, no está bien creerse el vivo del paseo. Si alguien piensa que es muy sagaz por meter dinero, a sabiendas de que hay algo irregular, no solo está corriendo riesgo sino alimentando un delito. Lo correcto es denunciar.

 

Otro consejo de las autoridades es que se abstenga de ‘invertir’ si su desconfianza se mantiene. Las empresas podrán mostrarle como soporte que incluso han salido en medios de comunicación. Pero, de nuevo, eso no es garantía de nada. La información y la precaución deben mandar en sus decisiones de inversión. 

 

Foto: iStock.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad