Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

¿El color de tu flujo vaginal cambió?

Por: 
Redacción Cromos
Mujer con los pantalones abajo
Mucha atención a estos cambios en tu cuerpo, pueden ser el anuncio de una futura infertilidad.

 

La higiene íntima es una de las cosas que las mujeres más debemos cuidar. Nuestro cuerpo se convierte en nuestro mejor aliado y mecanismo de alerta para enfrentar y entender los cambios que él mismo genera, por lo que es muy importante que estés yendo al ginecólogo constantemente para descartar cualquier cosa que pueda ocasionar una alteración dentro del mismo.

 

El líquido transparente o de color blanco que puedes experimentar en algunos momentos de la vida, más conocido como flujo vaginal, se caracteriza por no tener olor, ser blanco y por eliminar todas aquellas células muertas que se encuentran en tu organismo, expulsadas por la cérvix y la vagina.

 

Aunque todas las mujeres tenemos un funcionamiento hormonal distinto, la cantidad de flujo vaginal, puede deberse a factores como la ovulación o los altos índices de excitación que a simple vista no deben preocuparnos si se mantienen dentro de los patrones anatómicos normales de la mujer, sin embargo, cuando este comienza a tornarse de un color distinto y a tener un olor característico debemos comenzar a preocuparnos.  

 

El color amarillento en tu flujo se puede originar porque existe una inflamación o una infección que puede generarse por algún encuentro sexual que debe ser tratado a tiempo, para evitar cualquier tipo de enfermedad crónica que a mediano o largo plazo desencadene la infertilidad.  

 

Además de esto, la gonorrea y la clamidia suelen manifestarse de esta forma, aunque se detecten luego de varias semanas de contagio, teniendo que acudir de inmediato al consumo de antibióticos para tratar este tipo de patología tan común en muchas mujeres.  Es importante que no confundas esta sintomatología con otros factores como la picazón, o la irritación, ya que puede deberse a la presencia de hongos o a alteraciones en el ph de la vagina. 

 

Foto: Istock

Leer mas: 

Leer más

Publicidad
Publicidad