Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Runas: predicciones sabias sobre tu vida

Runas: predicciones sabias sobre tu vida
Cada una encierra su propio misterio, lo infinito y lo desconocido. Por eso servían como oráculo a sabios y chamanes.

Por: Diana Castro Benetti Economista, profesora de yoga y experta en astrología y tarot.

 

Las runas fueron identificadas por primera vez 200 años a.C. y han sido consideradas como parte de una práctica simbólica asociada a la naturaleza durante las culturas germánicas y nórdicas. Representaban figuras humanas, animales, oficios, paisajes y, especialmente, las fuerzas de la naturaleza.

 

Sagradas, asombrosas y proféticas, las runas son hoy una magia ancestral que en su ideografía y en su significado concentran la energía y las guías del camino. Su respuesta siempre es aguda si se delimita bien el problema con total concentración. Las runas, al evocar el poder del viento, del hielo, del frío, del sol, de la luna, de los árboles, permiten modificar el curso de ciertos acontecimientos. Por eso, el más conocido de los rituales es el de las «runas de agua», que se realiza cerca de un lugar donde hay río, mar, laguna o una vasija con agua fresca.

 

En un momento de tranquila soledad, verbalice su inquietud; luego tome tres runas al azar y déjese guiar por la intuición personal para interpretar el significado, según la guía que le presentamos a continuación.

 

 

MaterialFehu, lo material: Es la runa del dinero.  

 

Aumenta y hace circular las ganancias. Implica que hay que cuidar las pertenencias y ser cauteloso en el gasto y en cómo invertir los ahorros. Fehu representa la riqueza material, la prosperidad y las ventajas de dar e invertir. Es el momento de iniciar alianzas o acuerdos relacionados con bienes, propiedades, y compra y venta de tierras.

 

 

 

 

 

Fuerza

Uruz, la fuerza: todo lo multiplica, es una energía creativa, masculina, fuerte, agreste.  

 

Indica que lo que se ha ido retornará con creces. Da vitalidad, ideas, pasión, ganas de avanzar y de ir hacia adelante. Es también una oportunidad disfrazada de pérdida. Es un ciclo que empieza y que en el mediano plazo da resultados. Uruz es el cambio hacia lo positivo y la fuerza para enfrentar los obstáculos.

 

 

 

 

 

Portal

Thurisaz, el portal: Es una runa que pone a prueba la capacidad de espera.  

 

Representa la paciencia e indica que todo tiene su momento pero que hay que cruzar el portal, el río, el túnel cuando se perciba el instante indicado. Es una runa que aumenta la confianza y la fe en lo que ha de venir. No hay por qué apresurar las cosas. Es el tiempo en sí mismo. Días para estar quieto, esperar, observar y no dejar que la impaciencia tome las riendas de las decisiones. Es mejor no ir con el impulso porque puede ser lamentable.

 

 

 

 

Señal

Ansuz, la señal: Esta runa trae el conocimiento verdadero.  

 

Es la de los mensajes, las noticias y los comentarios. A veces noticias alegres, a veces solo rumores. En general, representa la sabiduría y las nuevas ideas. Por esto mismo, se deberá prestar atención a todo encuentro con los mayores, ya que es tiempo de abrirse para comunicarse con ellos y valorar sus palabras y enseñanzas. Es la runa de los cantos y las poesías.

 

 

 

 

Viaje

Raidho, el viaje: Simboliza no solo los viajes a lugares lejanos sino que representa el Gran Viaje hacia la vida espiritual.

 

Por eso es considerada una runa de gran poder. Indica que hay que tomar los asuntos que llegan con actitud de equilibrio y serenidad. Habrá que alejarse de los excesos durante un tiempo prudente y mantener una actitud consciente y alerta frente a los acontecimientos. No tenga miedo de alejarse de las personas poco afines aunque eso implique una idea de soledad durante un tiempo.

 

 

 

 

FuegoKenaz, el fuego: Significa apertura.

 

Habla de nuevos comienzos y de claridad en los proyectos. Ofrece protección y comunión con la pareja. Kenaz es la runa de las uniones y por esto es de buen augurio cuando surgen preguntas sobre el amor y la pareja. Indica que es tiempo fértil para atraer el amor deseado o para darle rienda suelta al romance imaginado. Aparecen personas nuevas en el camino que indican muchas posibilidades para compartir.

 

 

DonGebo, el don: La runa de las bodas, de la generosidad.

 

Es un regalo inesperado, abierto, hermoso. Es el momento en que la vida devuelve con generosidad lo invertido en el pasado. Indica que hay que aprovechar los espacios y no permitir que el otro disminuya su alegría de vida. Es éxtasis, celebración y buenas alianzas. Gebo trae siempre un don como regalo el cual hay que aceptar con entusiasmo y empezar a utilizar. Esta buena suerte puede ser creatividad, inteligencia, paz o simplemente nuevos recursos para llevar a cabo los proyectos soñados.

 

 

 

Alegría

Wunjo, la alegría: Ayuda a la restauración de todos los asuntos rotos, disueltos o perdidos.

 

Es la runa que permite volver al estado de bienestar. Es probable que luego de haber pasado por un estado de desequilibrio en el cuerpo, de tristeza grande y de querer renunciar a ciertos planes, aparezca Wunjo para activar las células y la felicidad. Por eso, esta es una runa de celebración porque anuncia el cambio del ciclo de oscuridad al de la luz. Se abren las ventanas y se vuelve a respirar. Es la satisfacción que se manifiesta en todos los momentos y lugares. Runa para disfrutar.

 

 

 

DolorNaudhiz, el dolor: Evoca el dolor, los obstáculos externos e internos y todo el sufrimiento que la vida va presentando.

 

Nauthiz lo invita a mirar los problemas a la cara y aprender de los contratiempos. No es una de las runas fáciles sino que obliga a ver directamente lo que no se ha aceptado aún. No hay maquillaje ni se puede esconder la realidad. En este sentido, esta runa indica que debe haber mejores posibilidades para reencauzar la vida misma. El camino tomado hasta el momento solo puede traer sufrimiento. Mejor es revalorar las acciones y el norte. Naudhiz es la sencillez y la moderación.

 

 

 

Hielo

Hagalaz, el hielo: Es la runa dueña de la discontinuidad.

 

Impide andanzas estériles. Rompe lo que ha estado planeado y obliga a que se tome un nuevo rumbo. Ofrece el camino de la frialdad y de lo difícil como parte de un aprendizaje: es un llamado para la reconexión con el verdadero sentido personal. Asuntos de trabajo pueden verse interrumpidos y las parejas tendrán una pausa. Es el giro importante de la vida. Una decisión única y crucial.

 

 

 

 

RetiradaIsa, la retirada: Esta runa todo lo congela porque simboliza el hielo.

 

Es fría y cortante. Indica un tiempo en que la quietud es lo más propicio. Es el tiempo de confiar en lo que la vida le trae y no caer en la trampa de imponer su voluntad. Es adecuado quedarse inmóvil, no planear, no esperar, no imaginar. Solo en la quietud se podrá saber cuál es realmente el próximo paso. Por eso, Isa indica la retirada, el escondite, el no seguir hasta que los tiempos se descongelen y encuentren una mejor oportunidad. Solo esperar.

 

 

Cosecha

 

Jera, la cosecha: Es la runa de las estaciones y los buenos logros.

 

Habrá resultados pues el trabajo hecho en el pasado comienza a dar mayor fruto. No es tiempo de esfuerzos ni exigencias sino de contar y celebrar la buena nueva. Tiempos de recibir con amor y agrado cada detalle que la vida abre. Jera es lo ganado por derecho propio y por el esfuerzo. Nada ni nadie podrá quitarle lo que le corresponde. Acepte este regalo de vida.

 

 

EscudoEihwaz, el escudo: Es la runa de protección.

 

Representa el alejamiento de las fuerzas complejas y obstaculizantes. Indica perseverancia y previsión. Implica estar atento a las posibles consecuencias de los actos. Nada queda suelto ni al azar. Requiere un alejamiento de las situaciones que pueden hacer daño y de aquellos que no permiten el crecimiento espiritual e intelectual. Es la runa del árbol, uno que protege y extrae las malas raíces. Es un buen escudo para los problemas.

 

 

 

 

Destino

Perdhro, el destino: Esta es la runa del destino.

 

Lo que sea que llega en este momento es un indicio de que no puede evitarse. Es el destino lo que hay que vivir. Indica la necesidad de reformas. No se pueden dejar comportamientos erráticos o al azar pues este círculo vicioso terminará por desgastar todas las buenas oportunidades. Es hora de adherirse con fuerza a herramientas, amigos, situaciones y caminos para comenzar de nuevo. Una pequeña muerte para un nuevo renacimiento.

 

 

Sanación

Algiz, la sanación: Evidencia la necesidad de cuidar la salud física y emocional.

 

Implica estar consciente de lo que sucede en cada célula del cuerpo y a su alrededor. Algiz abre la comunicación con otros mundos y despierta poderes síquicos. Es la indicación de que hay que retornar a las acciones simples y sencillas porque la vida requiere cuidado. Es la runa de la sanación en sentido físico y espiritual.

 

 

 

 

 

Sol

 

Sowilo, el sol: Significa totalidad y vitalidad y suele asociarse con la energía del sol y mantiene la victoria a pesar de las dificultades.

 

Es una runa llena de vibrantes buenas energías, abre los caminos, despeja las dudas y serena los ánimos complejos. Una oportunidad para avanzar en proyectos, ideas y decisiones. El sol es considerado padre, fuente de vitalidad y de vida, guía y protector. Esto es Sowilo, una runa que augura siempre un resplandeciente camino.

 

 

Guerrero

Tiwaz, el guerrero: La runa del coraje y la dedicación.

 

Exige caminar con paciencia y comprensión por lo que esté sucediendo en la vida. Es la gran fuerza de la energía masculina, directa y franca. Puede llevar a rupturas irreconciliables. Es mejor mantener abiertos los canales de diálogo con todos los seres que aprecia y no dejar que sean los demás quienes decidan su trayecto. El guerrero es valiente y eficaz en la toma de decisiones, no pierde el tiempo ni se queda quejándose de lo que ha hecho o de lo que ha sucedido. Avanza porque confía en su intuición.

 

 

 

Renacimiento

Berkano, el renacimiento: Runa de ciclo que conduce a la creatividad.

 

Significa también el florecimiento de todo lo que ha soñado. La vida da el apoyo que está solicitando pero el carácter y la actitud negativa pueden echar a perder lo ganado. Es momento para comprender los obstáculos, mantener la fe y no dejar que el centro personal se desorganice fácilmente. Esta runa ofrece altos niveles de protección y mantiene la esperanza.

 

 

 

Lugares desconocidos

Ehwo, los lugares desconocidos: Hace referencia a las mudanzas.

 

Es el momento de aceptar que se necesita cambiar y deshacerse de los trapos viejos. Indica que la vida se mueve, que aparecen cambios y nuevos amigos que ofrecerán ideas y sensaciones distintas. Una relación de pareja que llega y se convierte en un destino agradable pero a la vez, otra que se va y no puede dar lo que se esperaba. Es hora de definirse por lo nuevo.

 

 

 

Tierra

Mannaz, la tierra: Es la runa del hombre fuerte y centrado, concreto y valiente.

 

Así se plantea el tiempo: directo, lleno de proyectos, tareas y trabajos. Es el cuerpo y reclama un cuidado físico en ejercicio, alimentación adecuada y buena respiración. Esta runa indica la necesidad de abrir los brazos, los pulmones y respirar. Trae trabajo y es el trabajo mismo. Es tiempo de hacer la tarea, el oficio encomendado sin poner condiciones.

 

 

 

Flujo

 

Laguz, el flujo: La runa de agua.

 

Es el momento de acercarse a las lagunas y lagos, pedir deseos y entrar en contacto con la belleza del agua vital. Indica un tiempo de purificación y reorganización de la vida. Es tiempo para trabajar la aceptación y dejar el afán. Las grandes fuerzas del cosmos conspiran a favor de quienes están en silencio escuchando sus intuiciones.

 

 

 

 

Nuevos comienzos

Ingwaz, los nuevos comienzos: La runa de los nuevos comienzos.

 

Es tiempo de celebrar, de invocar al dios Inguz y ofrecerle todo acontecimiento vital, toda experiencia, todo sueño, toda idea del futuro. Son las llegadas de las buenas nuevas, los nacimientos, los comienzos en relaciones amorosas y los ascensos en el trabajo. Ingwaz permite establecer una conexión muy cercana con la persona amada. Es una oportunidad para el perdón y la sanación de los eventos pasados y el corazón atropellado.

 

 

 

 

Separación

Othala, la separación: Esta es la runa de la prosperidad material.

 

Indica una herencia o a veces una ganancia por separación y ruptura. Plantea la necesidad de una mutación interior fuerte de tal forma que el alma se renueva. Es el indicio para dejar atrás el pasado. Conviene practicar la generosidad y el desprendimiento. Es el momento ideal para dejar que el cuerpo mude su piel y la casa cambie de lugar.

 

 

 

 

 

Progreso

Dagaz, el progreso: Es la luz del día.

 

Indica un fin de ciclo y una iniciación en nuevas artes y caminos. Es como si el guerrero valiente y espiritual llegara por fin a su morada. Una gran transformación ha sido cumplida. Es tiempo de empezar el nuevo ciclo, libre, tranquilo y renovado. Sin embargo, esta runa recuerda no quedarse en el pasado y celebrar con fuego y cantos la llegada de una nueva oportunidad. Es la síntesis de los poderes de la luz y de la noche. Magia y grandes ofrendas.

 

 

 

Incognoscible

La runa en blanco, lo incognoscible: Lo que no puede ser conocido.

 

Esta runa trae lo bueno, lo malo, lo alto, lo bajo, lo pequeño, lo grande. Es la totalidad y la evolución. Para efectos adivinatorios, implica ponerse en manos de lo que ha de venir, llámese destino o bienaventuranza. El tiempo muestra todas las posibilidades por lo que es mejor no atarse a una sola idea. Nos muestra algo a lo que muchas veces se le tiene miedo: cambio y evolución.

 

 

 

 

Foto principal: iStock.

 

Leer mas: 

Leer más

Publicidad