Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Así me fue en Esensal, un spa para relajar el cuerpo y el espíritu

Por: 
Diana Cifuentes
En medio de la piedra y la sal han creado un espacio para que los turistas descansen después de extenuantes caminantas. 

A menos de una hora de Bogotá, en la Catedral de Sal de Zipaquirá se encuentra un lugar inesperado: un spa que promete relajar el cuerpo y el espíritu.

 

El recorrido
Luego de caminar un kilómetro –durante el cual se pueden ver varios de los encantos de esa hermosa catedral con elementos heredados de los majestuosos castillos medievales–, aparece Esensal, un nuevo spa pensado para que los turistas descansen. Aparte de recibir un masaje, usted encontrará a la venta todo tipo de aceites, humectantes y tratamientos exfoliantes a base de sal. También encontrará maquillaje de caléndula.

 

 

La especialidad
Los masajes corporales tardan entre 20 y 40 minutos. Cuando termine el masaje, diríjase al camino de sal, allí regularán la temperatura de su cuerpo mientras se beneficia de las propiedades de la sal para sanar y limpiar.  No dude en pedir la aromática de frutas con galleticas de chocolate. Si usted, como yo, es nuevo en esto de los masajes, libere tensiones. Si es un experto en la materia, déjese tentar por el concepto.

 

 

Los aromas
Mandrágora, geranio, bergamota y lavanda son solo algunos de los deliciosos aromas que lo acompañarán durante la experiencia. Los masajes se hacen con aceites esenciales –a base de semillas de maracuyá, almendra y girasol–, mezclados con tres variedades de esencias: cítricas, para tratar problemas respiratorios, de artritis y circulación; herbales, para relajar músculos y articulaciones; y florales (mi acertada elección), para la ansiedad y el estrés. 

 

Spa-2

 

Ubicación
Carrera 6 Calle 1 - Zipaquirá (Cundinamarca), Colombia.

 

 

No apto para... 
Quienes no pueden dejar de lado el celular un segundo. En el spa, por ser subterráneo, la señal será intermitente. La recomendación es que aproveche para darle un respiro a la tecnología, por unos minutos. Tampoco invitamos a los claustrofóbicos. Los espacios son reducidos y el descenso pueden agobiar a quienes prefieren el aire libre. 

 

 

Para el bolsillo
El masaje corporal completo vale $120.000

 

Fotos: Cortesía.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad