Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Cinco claves para que un matrimonio dure

Por: 
Redacción Cromos
¿Quieres tener una relación y duradera hasta el fin de tus días? Esto es para ti.

Entiende que la relación es de dos

Es importante que sepas que todas las relaciones son diferentes. Los problemas están en cualquier parte a donde vayas, así que no te preocupes si tu matrimonio no se encuentra dentro de los estereotipos que maneja la sociedad. Solamente tú y tu pareja saben qué es lo que pasa al interior, significa entonces que son libres de escribir su propia historia. 

 

Vivan aventuras juntos

No existe una persona que pueda sacarlos de la burbuja que decidieron crear. Recuerda que son un equipo y que los únicos que se pueden salir de la rutina son ustedes mismos, así que viajen hacia las mismas direcciones juntos, sean felices por y para los dos y lo más importante entiendan que cuando decidieron comprometerse, estuvieron dispuestos a emprender viajes buenos y malos, estos son los que solidifican la relación. 

 

Sal con tus amigas

¿Quién dijo que porque te casaste, perdiste tu vida social? Al contrario ese es el momento para hablar, compartir y disfrutar de tus amigas, ellas siempre serán comprensivas y tolerantes con las cosas que pasan en tu vida. Si estás pasando por malos ratos ellas inevitablemente estarán ahí para sacarte de nuevo a la superficie. Así que aprovecha y toma días de tu semana para no perderlas de vista. 

 

Afronta la realidad

No esperes que tu matrimonio sean solo días de colores, y que la historia de felices para siempre no se puede modificar. Trata de no buscar la perfección, intentar hacer todo bien es el camino más fácil para el divorcio. Siempre ten en cuenta los propósitos de ambos y trabajen sobre ellos, ser feliz es posible si cada uno pone de su parte para hacerse la vida mucho más fácil. 

 

Valóralo

Si decidiste estar toda la vida con tu pareja, alimenta el amor de los dos a diario. Abrázalo, salúdalo y consiéntelo las veces que sea necesario para ratificarle tu amor. Como dice el adagio popular “Hay que regar todos los días la planta para que no muera”. Estar casados no significa que no puedan ser independientes, cada uno sigue teniendo su vida, así que el mejor argumento para que exista un para siempre es amar con libertad, sin ataduras y con la certeza de ir por el mismo sendero, asumiendo discusiones, altercados y aprendiendo a controlar estados de ánimo que alteren la relación. 

 

Foto: Istock.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad