Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Cinco consejos para tener senos sanos

Por: 
Redacción Cromos
Mujer en la playa exhibiendo sus senos
Las siguientes recomendaciones harán que el bienestar y la apariencia de ellos sea la más conveniente para ti.

 

Tus hábitos pueden influir mucho en la forma como se ven y se sienten tus senos, es por esto, que los cuidados que debemos tener con ellos se tienen que hacer más visibles con el paso del tiempo, ya que estos, envejecen de forma natural más rápido que cualquier otra parte del cuerpo.

 

Por eso, es indispensable que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones que harán que el bienestar y la apariencia de ellos sea la más conveniente:

 

 

Elige el brasier adecuado

 

Aunque no lo creas, esto es lo más importante. Todavía existen mujeres en el mundo que no saben cuál es su tallaje, por lo que utilizan cualquier brasier que cumpla única y exclusivamente la función de sostener los senos. Es fundamental utilizar la talla correcta, evitando así problemas de circulación que más adelante puedan repercutir en tu cuerpo.

 

 

Consume frutas y verduras

 

Mantener una buena alimentación es clave para que tu salud y tu cuerpo estén en excelente estado. Las frutas y las verduras se convierten en tus mejores aliados, ya que contienen altos niveles de vitamina y ayudan a la prevención temprana del cáncer de seno. Las zanahorias, la espinaca y la papa pueden ser incluidas en tu dieta, verás las maravillas que harán en tu organismo.

 

 

Hidrátate con frecuencia

 

Los senos son una parte del cuerpo muy delicada que requiere de constante hidratación, por eso es recomendable que consumas agua a diario y utilices cremas que favorezcan todos los tejidos que están inmersos en ellos, para que de esta forma siempre se encuentren humectados y no se perjudique tu piel.

 

 

 

Duerme de forma correcta

 

Procura que tu posición al dormir sea la más efectiva para que tus senos no sufran ninguna consecuencia al despertar. Cuando te acuestas sobre ellos se comienzan a desarrollar dolores que afectan tus actividades diarias y te generan incomodidad con el paso de las horas, procura evitar este tipo de posturas, tu espalda y tu pecho lo agradecerán.

 

 

Masajes con agua fría

 

El agua fría es muy beneficiosa para la piel, además de ayudar a tonificar, también ayuda a que tengas una mejor circulación en tus senos. El agua caliente por el contrario, desgasta la piel alrededor de los pezones y del seno en su totalidad.

 

 

Foto: Istock

Leer mas: 

Leer más

Publicidad