Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Cinco formas de madurar después de una infidelidad

Por: 
Redacción Cromos
Mujer agarrándose la cabeza
Tu dignidad siempre será la carta maestra para vencer cualquier dolor que le causen a tu corazón. ¡Actúa, perdona y avanza!

 

 

Varias mujeres han experimentado la sensación de decepción y desilusión por causa de una infidelidad de su pareja, y aunque algunas simplemente callan y deciden seguir viviendo en una mentira, otras, por su parte deciden comenzar desde cero, construyendo una vida afectiva más sólida y con mucha más dignidad.

 

 

Estas mujeres han aprendido que la vida a veces no resulta ser un camino lleno de rosas que no lastiman, y adquieren una madurez emocional que les permite entender que el amor por sí mismas es más fuerte que cualquier acción que otra persona haya cometido, dejándoles roto el corazón.

 

 

De esta forma las segundas oportunidades no hacen parte de su diccionario, y cuando sienten que su lealtad, comienzan a actuar contra aquel que les fue infiel y traicionó su confianza.

 

 

¿Cómo lo logran?

 

 

Desintoxícate

 

Cualquier cosa que haga que recuerdes a ese personaje, debes dejarla atrás. Te lastimó, así que debes irte y no volver jamás, “quién la hace una vez, la hace dos y hasta tres veces”. Las desintoxicaciones emocionales son el resultado del amor que sientes por ti misma, así que no será una tarea difícil, cuando empieces a entender que esas cosas “increíbles” que te ofrecía esa persona son el reflejo de la deslealtad y a la falta de compromiso contigo.

 

 

 

No excuses la infidelidad

 

Analizar las cosas no está mal, pero no empieces a buscar justificación de algo que te está causando daño y que además sabes a ciencia cierta que es real. Es bueno que perdones, y que tu cordialidad sea exteriorizada. Tu madurez se verá reflejada en dejar ir a esa persona que en su momento fue especial, sin groserías, sin explicaciones, y con todo tu corazón para desearle felicidad en la vida. Finalmente, ese acto de infidelidad debe ser tu alegría más inmensa, te salvaste de más de una decepción.

 

 

 

Dale la cara al mundo

 

No tienes que esconderte de nadie, ni de nada. Tú no fallaste, falló la persona con la que estabas empezando a construir un sentimiento. Así que esta experiencia te va a demostrar que no hay barreras insuperables y que esta infidelidad, (que además la conoció todo el mundo) va a formar tu carácter y tus propias actitudes le darán más fuerza a la decisión de no haberla perdonado.

 

 

 

Amistades al rescate

 

Recuerda siempre que tus amigas son las mejores cómplices y aplica la famosa frase de María Félix “a un hombre hay que llorarle tres días, al cuarto te pones tacones y ropa nueva”, es tan importante que entiendas la connotación de esta frase, que vas a darte cuenta que saliendo a cine o a fiestas conocerás a alguien que seguramente va a valer y será mejor que la persona anterior. Grita, patalea, escribe, pégale a la almohada, pero ponle un límite, después te darás cuenta que “quién se fue sin ser echado, vuelve sin ser llamado”, pero lo mejor ya no estarás ahí para él.

 

 

 

Cierra tus redes sociales

 

Aunque parece inmaduro, es una de las cosas que más te van a permitir soltar lo que estás viviendo. A veces el dolor causado, te impulsa a buscar a la persona con la que te engañaron, y se convierte en un “trabajo tóxico” que no te permite ver más allá de lo que tu herida te muestra. Ser detective solo alimenta sentimientos negativos, así que déjalo pasar y agradece al universo por quitarte una mentira de tu vida.  

 

 

Foto: Istock

Leer mas: 

Leer más

Publicidad