Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

¿Cómo preparar el cuerpo para el embarazo?

Por: 
Redacción Cromos
Preparar el cuerpo para el embarazo.
Una preparación física adecuada, permitirá que la futura mamá disfrute de esta linda etapa, sin mayores complicaciones. ¡A entrenar!

El embarazo es uno de los procesos físicos más fuertes que enfrenta el cuerpo femenino. Provoca cambios en todos los órganos, aparatos y sistemas maternos, por lo que es importante entenderlo y prepararnos para esa ‘maratón fisiológica’.

 

Lo primero que debemos entender es que el gasto cardíaco aumenta del 30 al 50% lo que quiere decir que el corazón dobla su actividad normal. Un deportista profesional eleva moderadamente su rendimiento cardiaco a través de varios entrenamientos de resistencia, que permitan ir subiendo el nivel hasta un 90% de su capacidad física, y lo hacen por periodos cortos. Una mamá, mantiene su frecuencia elevada comenzando para la semana 6 y llega a un pico a la 16 permaneciendo elevado hasta la semana 30.

 

Por ello, lo primero que debes asegurar, es poseer una resistencia cardiovascular importante, lo que quiere decir que, por lo menos durante el último año antes de quedar embarazada, debes preparar tu corazón y cuerpo para mantener el incremento del gasto cardíaco y de esta manera, no te ahogues cuando subas escaleras o camines más rápido de lo normal. Esto te permitirá, además, ser más resistente y tolerante al dolor en el momento del parto.

 

Muchas mujeres, comparan la etapa de gestación con una enfermedad, porque hay agotamiento físico, sueño, cansancio, dolores espasmo, entre otros síntomas que pueden llegar a afectar la vivencia de esta bella etapa. Esto sin mencionar que el post resulta para muchas toda una tragedia, a causa de la depresión post parto, donde se sienten abatidas por el estado en que queda su cuerpo. Esto último está relacionado, a que las mujeres se enfrentan a un momento de desorden energético y emocional, y en su mayoría, casi sin ningún tipo de preparación física idónea para ello.

 

Recordemos que la espalda, la zona pélvica y todo el Core deben estar extremadamente fortalecidos, antes, durante y después del embarazo. El Core, es el centro de gravedad y de energía desde el que se inician y sostienen todos los movimientos del cuerpo. Generalmente las mujeres quedan embarazadas con problemas posturales y de balance y por ello sufren algunas consecuencias como fuertes dolores en la espalda por la poca fuerza y flexibilidad de la misma, además de un post traumático más fuerte ya que la flacidez hará sus efectos con la pérdida de elasticidad que refleja la piel.

 

El preparar tu cuerpo antes del embarazo, mejora y reduce las molestias que se derivan por la postura, la estática corporal y la curvatura de la columna vertebral que se ve alterada durante el embarazo, ya que, un Core fortalecido alivia el dolor lumbar y de espalda, gracias a la estabilidad que consigue. 

 

Después de hacer un correcto entrenamiento pre embarazo, durante la gestación

no es tan recomendable los ejercicios cardiovasculares o de alta densidad, porque el cuerpo ya se encuentra ejerciendo un trabajo extra. Por esto, los ejercicios de fortalecimiento y que no generan estrés son los ideales. Prácticas como la natación, el yoga o ejercicios de fuerza sencillos, son perfectos para liberar endorfinas y equilibrar así, el cuadro hormonal al que se ve sometido el cuerpo.

 

Los ejercicios de flexibilidad y fortalecimiento, además de mantener lo que se ha construido previamente a nivel físico, son útiles para aliviar los dolores de espalda y mejorar la postura. Este tipo de entrenamiento también ayuda a reducir la constipación al acelerar el movimiento intestinal, así como a prevenir el deterioro de las articulaciones (que tienden a aflojarse durante el embarazo a causa de los cambios hormonales) al activar el líquido sinovial que actúa como lubricante. Por otro lado, alivia el estrés y la ansiedad y, debido al aumento del flujo sanguíneo, otorga a la piel, un aspecto más fresco y saludable.

 

 Vocera: Johanna Vallejo, Kinesióloga especialista en actividad física y comunicación corporal de CST Body.

 

 

Foto: iStock.

 

 

Leer mas: 

Leer más

Publicidad