Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

La vagina, un tabú femenino

Por: 
Redacción Cromos
La radiofrecuencia ayuda a  tonificar el contorno armonioso de esta zona, a mejorar el aspecto estético y funcional. ¿De qué se trata?

 

 

La zona íntima femenina es una área olvidada por muchas mujeres bien sea por tabú, vergüenza o desconocimiento.  El paso de los años, los embarazos o el sobrepeso hacen que los músculos y demás tejidos vaginales pierdan la tonicidad o la firmeza, situación que afecta la vida sexual de la mujer y genera incontinencia.

 

 

Son pocas las mujeres que  buscan opciones preventivas o de tratamiento al presentar molestias o alteraciones en la apariencia y funcionalidad de esta zona, salvo si dichas alteraciones se convierten en severas deciden acudir al ginecólogo o al urólogo, cuando ya su tratamiento por lo general es quirúrgico.

 

 

Hoy se sabe que la pérdida de elasticidad y firmeza de la zona íntima femenina se presenta con mayor incidencia a partir de los cuarenta años y aumenta con el número de embarazos y partos, el paso del tiempo y los cambios hormonales propios del climaterio y la menopausia.

 

La falta de firmeza y elasticidad de esta zona es un factor de riesgo que puede conllevar a muchas mujeres a sufrir situaciones incómodas que afectan la autoestima y calidad de vida como puede ser la fuga de orina al toser, reír, estornudar o saltar.

 

Adicionalmente, con los trastornos fisiológicos que suceden durante el climaterio y la menopausia secundarios a un disbalance hormonal, se hace más evidente la falta de tonicidad vaginal y la disfunción sexual secundarios a la aparición de cambios a nivel de la mucosa de la vagina, que se vuelve más delgada y seca.

 

“Durante años las mujeres nos hemos ocupado de mejorar los signos de la edad que se reflejan en la cara y el cuello, sin embargo, es hora que las mujeres pensemos en nuestra belleza interior y en la funcionalidad de nuestro cuerpo”, afirma la doctora Mónica Lizarralde, especialista en medicina estética y aplicación láser de la Universidad del Rosario

 

 

Pese a la relevancia psico-emocional y estética de la región íntima para una mujer, esta es una zona olvidada y descuidada. El tratamiento quirúrgico del piso pélvico con fines estéticos y funcionales ha tenido un gran desarrollo entre ginecólogos y urólogos en las últimas décadas. Sin embargo, la cirugía por lo general es una alternativa terapéutica para mujeres con alteraciones severas, siendo estas la minoría de los casos, asegura Lizarralde.  

 

 

Así mismo, asegura, que la mayoría de las mujeres que presentan cambios en su zona íntima tienen alteraciones menores cuya opción terapéutica de primera elección no es la cirugía. El tratamiento de estas mujeres debe ser preventivo y debe estar encaminado a mejorar su confort y calidad de vida a través de alternativas conservadoras como son el fortalecimiento muscular y tratamientos médico estéticos como la radiofrecuencia. 

 

 

La radiofrecuencia como opción no invasiva sirve para estimular la producción de colágeno y recuperar la elasticidad y firmeza de la región íntima en las mujeres, método a través del cual la mujer recupera la salud femenina, su autoestima y  su vida íntima.

 

 

Esta tecnología  ayuda a  tonificar recuperando el contorno armonioso de esta zona,  a  mejorar el aspecto estético y funcional tanto a nivel externo como interno y a favorecer el bienestar físico, sexual y fisiológico de muchas mujeres.

 

 

Foto: Youtube.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad