Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

"Mi mayor extravagancia fue haber bailado empeloto con las tribus de Vanuatu": Pirry

Por: 
Redacción Cromos
Pirry.
Comienza una nueva etapa de su vida y él tiene su mente puesta en seguir recorriendo los lugares más increíbles del mundo. 

Bajar a 400 metros de profundidad por el cráter de un volcán en la Isla Ambrym y bucear en Truck Lagoon entre cincuenta barcos japoneses hundidos durante la Segunda Guerra Mundial, son los planes de Pirry para este año.

 

El periodista se le midió a nuestra tómbola y esto fue lo que nos contó.

 

¿Qué es lo más colombiano que tiene?

La sangre.

 

¿Para qué las redes sociales?

Para servir a la gente, para comunicar bien.

 

¿La noticia que siempre ha esperado leer?

Se termina la utilización de combustibles fósiles. Se descubre el primer combustible amigable con el medio ambiente.

 

El último libro que leyó.

Nuestra pandilla de Philip Roth.

 

¿Cuántos países ha visitado?

La última vez que conté iba por 79.

 

¿Qué sello le falta a su pasaporte?

Muchos, pero me gustaría tener el de Mongolia y el Reino de Bután.

 

¿A qué no se le mide?

A hacer política.

 

¿De qué sufre Colombia?

De un cáncer interminable que se llama corrupción, que es la madre de otro resto de enfermedades que padece.

 

¿Una moda insoportable?

El reguetón, pero solo el reguetón que descalifica y trata a la mujer como objeto sexual.

 

Si pudiera reencarnar en un animal, ¿qué sería?

Sería un halcón peregrino.

 

¿Cuál es su bien más preciado?

Mi credibilidad.

 

Un propósito que tenía para el 2017 y ya abandonó.

Tenía toda la intención de cagarme en los corruptos de este país a través del espacio de televisión que iba a tener. Pero eso es pasado.

 

¿Cuál ha sido su mayor extravagancia?

Haber bailado empeloto con las tribus de Vanuatu. 

 

¿Cuál es para usted la máxima expresión de la miseria?

La desigualdad social. La infame acumulación de la riqueza por la minoría dominante.

 

Su sentido más desarrollado.

La paranoia. Hay una línea en la película El Cuervo que dice: “La paranoia es un estado más avanzado de la percepción”. 

 

La comida más exótica que ha probado.

Pulpo vivo en Corea.

 

En perspectiva, ¿cuál es su sex-appeal?

No creo que lo tenga, pero creo que algunas mujeres creen que lo tengo: y es que soy interesante.

 

¿Qué es lo que menos le mira a una mujer?

Los zapatos.

 

Qué exportaría de Boyacá para el mundo.

Deportistas.

 

Un lugar de donde sueñe lanzarse en paracaídas.

Del Salto Ángel en Venezuela.

 

¿Qué heredó de sus padres?

La honestidad y todas las manías colombianas.

 

¿Qué le diría al papa Francisco en su visita a Colombia?

Le recordaría que somos siete mil millones de personas y en 25 años vamos a ser diez mil millones, y que eso de decirle al mundo que hay que traer todos los hijos que Dios mande es pura…

 

¿A quién le daría su voto para la Presidencia de Colombia?

Al profesor Antanas Mockus, si pudiera volverse a lanzar.

 

Una ventaja de ser de baja estatura.

Que las mujeres me ven como una mezcla de inofensivo y peligroso. Y eso les gusta. 

 

Un hábito que tenía antes, y que quisiera recuperar.

El de peinarme. Porque es que antes tenía pelo, ahora no.

 

La crítica que más le ha dolido.

Cuando El Tiempo sacó una editorial diciendo que no era la persona idónea para entrevistar a Garavito, desconociendo que había investigado y me había preparado durante tres años para hacerlo.

 

Qué cree que le depara el futuro a Colombia.

Imagino en 20 años algo como: ¡Campaña de Martín Santos acusa a campaña de Tomás Uribe de haber utilizado dineros calientes para ganar la Presidencia!

 

Qué mensaje les daría a sus mejores críticos.

Ahí les dejo el cuero.

 

 

 

Foto: David Schwarz.

 

 

Leer mas: 

Leer más

Publicidad
Publicidad