Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Así me fue en el restaurante Islamorada

Por: 
Tatiana Gómez
Perfecto para disfrutar de un fin de semana largo en pareja o familia.

En medio de las frías montañas de Sopó existe un lugar que nos transporta hasta la calidez del Caribe colombiano, de Cuba y de los cayos de la Florida, gracias a su música y, sobre todo, a su deliciosa comida. 

 

El ambiente

Desde la entrada usted sentirá el placer de explorar distintos estados de ánimo. Por un lado encontrará toda la magia, el sabor y la alegría del Caribe y, por el otro, espacios diseñados especialmente para descansar, meditar y conectarse con la madre naturaleza.

 

La música

La música se impone en forma de reggae, calipso y son cubano. Si usted es un melómano diagnosticado, aquí pasará un buen rato y tendrá la posibilidad de oír las mejores bandas en vivo. La ambientación musical es tan acertada que hace que a uno, incluso, se le quite el frío.

 

La sorpresa

Mientras come, descansa y conversa podrá oír, muy cerca de usted, la voz del artista Andrés Cepeda. No será un disco ni un imitador en el escenario, el cantante estará ahí chequeando esta 'isla' de la que es propietario. Cepeda no solo tiene éxito en la música sino en los negocios. 

 

 

15

 

 

La comida

Vale la pena destacar los platos y las bebidas con productos colombianos, como la uchuva, el tomate de árbol, el plátano, la ahuyama y la arracacha.  No se vaya sin probar la mariscada de la isla, una fusión de sabores de varios frutos del mar, en medio del paisaje montañoso, a las afueras de Bogotá.

 

 

Ubicación

Km 1,5 Vía Las Margaritas, Vereda Gratamira Alta, Sopó (Cundinamarca).

 

Para el bolsillo
Mi plato favorito vale 65.000 pesos. Hay entradas desde 12.000 hasta langostas de 85.000.

 

Fotos: Cortesía.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad