Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

El postre del día: Mousse de limón con duraznos y fresas cocidas en vino blanco

Por: 
Juanita Umaña
Un delicioso postre será siempre la recompensa perfecta para tu esfuerzo diario en el trabajo y el hogar. ¡Anímate!

Tenga en cuenta: 8 porciones

*Adaptación de la receta del mousse de la pastelera Mónica Ríos. 

 

Ingredientes

Para el mousse:
2 tazas de agua fría.
1 cucharadita de jengibre
picado en pedazos pequeños.
1 tallo de limonaria (solo la parte blanca).
½ cucharadita de ralladura de limón.
½ taza de azúcar.
1 huevo.
1 yema.
3 cucharadas de agua fría.
2 cucharaditas de gelatina sin sabor.
1∕3 taza de jugo de limón.
¾ taza de crema de leche.

 

Para los duraznos:
2 melocotones o duraznos.
2 fresas tajadas.
1 taza de vino blanco.
4 cucharadas de azúcar.
1 cucharadita de ralladura de limón.

 

Decoración: 
2 docenas de merengues pequeños.
8 virutas de chocolate (opcional).

 

 

Preparación:

 

El almíbar
En una sartén, vierta el agua y agregue el jengibre, la limonaria y la ralladura. Cocine a fuego medio y, cuando hierva, retire. Deje reposar la infusión por 15 minutos, con la olla tapada. Retire  el jengibre y la limonaria. Ponga nuevamente la infusión en el fuego y añada el azúcar. Elabore un almíbar a punto de bolita suave (118ºc), a fuego medio.

 

Batir
Mientras hace el almíbar, bata en una batidora el huevo y la yema. Cuando tomen color y consistencia, vierta el almíbar. Bata hasta que la temperatura de la mezcla baje.

 

Esponjar
Hidrate la gelatina con tres cucharadas de agua. Cuando este esponjosa, caliente en el microondas por 10 segundos. Añada el jugo de limón. Agregue la mezcla a los huevos batidos. Bata la crema hasta formar picos.

 

Pelar
Caliente agua en una olla y agregue los duraznos o melocotones. Déjelos por tres minutos. Con un cuchillo retire la piel y córtelos en gajos medianos.

 

El vino
En una olla ponga el vino y el azúcar. Cuando el azúcar se haya disuelto añada los duraznos y cocine por 5 minutos. Añada las fresas y la ralladura, y cocine por otros dos minutos. Retire del fuego y deje enfriar. Desmolde el mousse sobre el almíbar de vino.  Decore con merengues y chocolate.

 

 

Consejos prácticos

El postre necesita mucha atención y precisión en sus medidas. Una regla de oro es usar instrumentos precisos (tazas medidoras, cucharas, etc.), para que su receta sea exitosa. Se aconseja hacer el postre un día antes de servirlo.

 

Cuando la receta de un ponqué o masa pide que se cuelen los ingredientes secos (harina, levadura, azúcar, sal, cocoa, etc.), lo que se busca es retirar las impurezas o grumos, y airear la mezcla para así obtener una preparación de mejor textura, homogénea y esponjosa.

 

Para que las claras de huevo crezcan adecuadamente, elimine los rastros de grasa, enjuagando la vasija con vinagre y sal. Después, lávela con agua fría y seque con una toalla de papel.

 

Sabía usted que...

Los postres tienen que ser diseñados de acuerdo con los platos de entrada y los principales. Siempre busque el equilibrio en todo el menú y no repita ingredientes, texturas y sabores. Si usted sirve un pollo con salsa de naranja, su postre no debe tener frutas cítricas o ácidas. Si las salsas de la entrada o del plato fuerte son cremosas, el postre debe hacerse con  frutas. Cuando el plato principal es pasta o arroz, no se debe ofrecer ponqué o torta.

 

 

Los postres

La vida está llena de pequeños placeres, como  saborear un delicioso postre. Es como un premio por todo el trabajo que nos cuesta la vida. Las preparaciones dulces tienen su historia. Los postres se servían en Europa para presumir elegancia. Con las posibilidades ornamentales que ofrecen,  los anfitriones en la época victoriana pretendían impactar a sus comensales. Todos los días, los pasteleros inventan nuevas sensaciones, presentaciones y texturas. Hoy, los postres son más ligeros, con frutas y menos azúcar y grasas. Son famosos el tiramisu italiano, el cheesecake norteamericano y el créme brûlée francés.

 

Foto: David Schwarz.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad