Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Pancakes de avena con frutas horneadas y queso ricota

Por: 
Juanita Umaña
Plato con pancakes de avena
Un momento muy dulce que puedes compartir con los seres que más amas en el mundo. ¡Una mezcla perfecta de sabores!

 

Ingredientes

Para los pancakes

1 y ½ tazas de harina de trigo
½ taza de hojuelas de avena

1 cucharadas de polvo de hornear
1 cucharada de bicarbonato de sodio
2 cucharadas de azúcar
¼ de cucharadita de sal
1 y ½ tazas de leche
2 huevos ligeramente batidos
1 cucharada de mantequilla derretida

 

Para las frutas horneadas

Mezcla de cítricos:
1∕3 de taza de azúcar
4 cucharadas de mantequilla derretida
1 cucharada de jugo de limón
4 cucharadas de jugo de naranja

 

 

Para las frutas

1 y ½ peras peladas y cortadas en cubos medianos
1 y ½ manzanas verdes, peladas y cortadas en cubos medianos
1 naranja tangelo sin piel, cortada en rodajas
3 cucharadas de uvas pasas o arándanos
4 cucharadas de queso ricota

 

 

Sabías que:

 

La masa de los pancakes se puede hacer con un día de anterioridad. Consérvala en refrigeración entre una vasija con tapa. En el momento de usarla déjala 10 minutos a temperatura ambiente.

 

Para servir los pancakes calientes, desde el primero  hasta el último, precalienta el horno a la temperatura más baja. Engrasa una lata. A medida que estén, pónlos en el horno, uno encima de otro, separados por papel encerado. 

 

Las frutas horneadas pueden hacerse con 6 horas de  anterioridad. Ten cuidado de no cocerlas en exceso porque al recalentarlas se deshacen totalmente. Cuando las calientes nuevamente, agregua un poco más de jugo de naranja.
 

 

Preparación 

 

Calienta el horno a 350 ºF (180 ºC)

 

 

Las frutas

 

Primero prepara las frutas horneadas. En una vasija pon todos los ingredientes de la mezcla de cítricos. Baña las frutas con la mezcla de cítricos. Pon sobre una lata las frutas y los líquidos, y hornea 20 minutos. Ten cuidado de que la fruta no se desintegre. Deben quedar tiernas.

 

 

Los Pancakes

 

Mientras se hornean las frutas, pon en una vasija la harina, la avena, el polvo de hornear, el bicarbonato, el azúcar y la sal. En otra vasija mezcla la leche, los huevos y la mantequilla. Vierte la mezcla líquida a los ingredientes secos. Incorpora bien sin batir en exceso. En una sartén antiadherente pequeña, vierta 3 a 4 cucharadas de la masa. Cuando la masa forme unos pequeños agujeros, dale la vuelta al pancake y finaliza la cocción por tres minutos. Realiza la misma cocción con el resto de la masa.

 

 

Servir

Sirve en cada plato un pancake. Distribuye las frutas  sobre cada uno y encima esparza el queso ricota.

 

 

Fotos: David Schwarz.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad
Publicidad