Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Cinco lecciones de la boda de Taliana Vargas para las futuras novias

Por: 
Redacción Cromos
Cinco lecciones de la boda de Taliana Vargas para las futuras novias
Estos son los detalles que nos fascinaron de su boda y que recomendamos para las novias que están próximas a casarse.

1. La hora

La cita de la ceremonia religiosa fue a las 11:00 a.m. Todos los que hemos asistido a bodas sabemos que para estar listos a la hora de la cita debemos empezar nuestras actividades unas 4 horas antes, teniendo en cuenta vestuario, cita de peluquería y desplazamiento. Así, las 11 de la mañana se nos hace una hora perfecta. Además, los invitados llegaron después del desayuno y dispuestos para el almuerzo. ¿O nos vamos a negar que muchas veces hemos pasado hambre por llegar a tiempo, porque se alarga la cita con el estilista o porque en la fiesta la comida se sirve tarde?

La hora también permitió que cada uno de los escenarios tuviera su tiempo justo: saludos, fotografías oficiales, fotos con los amigos, conversaciones casuales, baile de apertura y demás… Nos contaron algunos invitados que la celebración se extendió hasta las 4:00 de la mañana.

TIP: piensen en sus invitados y en sus necesidades a la hora de elegir la hora.

 

2. El código de vestuario

Uno de los momentos de verdad de las invitaciones a bodas es la lectura e interpretación del código de vestuario o dress code. No nos digamos mentiras: no todos los hombres tienen en su clóset un esmoquin a la espera de recibir una invitación de gala, ni todas las mujeres tienen el vestido largo o el blanco de fiesta cuando les piden código Guayabera.

El de Taliana pedía solo un detalle hermoso y femenino: tocados. Celebramos que la exreina no les haya complicado la vida a sus invitados, ya que en su tarjeta se leía, de manera simple y concreta: Traje de día, sombreros y tocados.

Así, vimos en las fotos a invitados de corbata, sin corbata, de sombrero, mujeres de vestido corto, a media pierna, de enterizo… Y por las imágenes que compartieron invitadas como Andrea Serna, Juliana Galvis y Faride Ramos, se nota que disfrutaron la elección de sus tocados. Tal y como nos lo dijo Andrea desde su cuenta de Twitter @andreasernaRCN “Taliana nos dio licencia para divertirnos con el look y nosotras dichosas de hacerlo”.

Por demás, los tocados y los sombreros en las bodas son un exquisito complemento femenino que Taliana trajo de vuelta. Basta ya de verlos solo en las bodas inglesas o en las revistas del corazón de España.

TIP: este es uno de los temas más complejos a la hora de recibir una invitación. Apuesten por lo simple. Un ejercicio, piensen si el código elegido será fácil para sus padres y hermanos.

 

3. La sencillez

Sí, por extraño que parezca, la sencillez, que se percibía desde la sobriedad de las tarjetas de invitación. Si bien iba vestida con un hermoso e impresionante diseño de Carolina Herrera, que no hizo más que confirmar su gusto por lo exquisito, Taliana con su peinado y maquillaje nos recordó que menos es más. Un simple recogido hacia atrás, con el pelo que le caía sobre la espalda, y un maquillaje suave hicieron de ella una novia serena.

Esa sencillez la confirmaron personas como Adriana Arboleda, casada con Harold Eder, hermano del novio, quien llevaba un traje largo de encaje crudo de Johanna Ortiz, con sandalias planas y una delicada tiara dorada, a manera de tocado.

TIP: Nada más bello que lo simple y si viene de la novia, mucho mejor.

 

4. Sin celular, por favor

Pocas imágenes se conocieron del enlace entre la samaria y el caleño, y es que como una petición cariñosa, Taliana sugirió que evitarán postear imágenes en redes sociales. Una solicitud que buscaba que todos sus invitados, afectos cercanos a su corazón y al de Alejandro, compartieran entre sí, sin preocuparse de las fotos, las selfies o los filtros, que sin duda inundarían la web en instantes, pero les impedirían vivir el momento real con todas sus emociones REALES.

TIP: Puedes ofrecer cámaras instantáneas o un lapso para hacer las fotos. Con pequeños avisos en las mesas o en los baños puedes crear conciencia del momento.

 

5. Gestos únicos

En la tarjeta de invitación se leía “Nuestro regalo es que ustedes nos acompañen y poder ayudar a la fundación Casa en el Árbol”. Así, la boda se convertía en la posibilidad de ayudar a los niños y familias de Ciénaga, Magdalena, que atiende la fundación creada por Taliana. Una manera de hacerlos visibles y de enviarles amor a través de cada invitado.

Y nos contó alguien cercano a la pareja, que entre los invitados estaban empleados y el conductor de la familia Eder. 

TIP: La solidaridad nunca pasa de moda y si tu y tu pareja ya tienen la casa lista, que tal pedir donaciones como regalo para una entidad que lo agradecerá de corazón. Y multiplicas el gesto entre tus amigos, desde el ejemplo.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad