Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Tips para aguantar los tacones toda la noche

Por: 
Redacción Cromos
Atrévete a lucir unos lindos tacones sin que tus pies mueran en el intento.

A todas nos encantan y por eso a veces, sacrificamos un poco nuestra comodidad para lucir bellas. Sin embargo, estos consejos te ayudaran a sufrir menos, cuando de llevar unos lindos zapatos altos se trata. ¡Dile adiós al dolor y dale la bienvenida a unas piernas largas y estilizadas!

 

1. Elige los tacones adecuados. Los zapatos con tacón delgado o de aguja suelen ser más incómodos e inestables. Por eso, si no eres una experta en materia de tacones, te recomendamos optar por unos gruesos o de plataforma, que le darán a tu pie mucho más soporte.

 

2. Hidrata tus pies. Mantener la piel de tus pies hidratada es clave para evitar rozaduras. Puedes además, untar el interior de tus zapatos con una crema súper hidratante. Hazlo con suficiente tiempo de antelación para que la crema se absorba completamente o de lo contrario, es posible que tus pies suden más y provoque mal olor.

 

3. Usa la talla correcta. Si los zapatos son una o dos tallas más grandes aumentas la posibilidad de rozaduras y ampollas que terminarán por ser muy dolorosas al final del día. Además, al no ajustar perfectamente al pie, tendrás que hacer más fuerza con el empeine para sujetarlos y que permanezcan en su sitio.

 

4. Llévalos al congelador. Llena dos bolsas de plástico con agua, colócalas dentro de los zapatos y llévalos al congelador. Al solidificarse el agua, aumentará el tamaño de las bolsas haciendo que tus zapatos tengan que ceder. Cuando te los pongas, estos se irán adaptando a la forma de tu pie. ¡Serán mucho más cómodos!

 

5. Ojo con los zapatos nuevos. Si tienes una fiesta y no estás acostumbrada a caminar con zapatos altos, ni se te ocurra llevar unos nuevos y altísimos. El dolor será insoportable y lo único que lograrás será pasar un mal rato. Te aconsejamos llevar unos que ya tengas ‘domados’ y de más o menos 5 o 6 centímetros.  Si definitivamente quieres estrenar ese día, úsalos varias veces durante al menos una semana antes del gran evento. Así el pie de acostumbrará a los nuevos zapatos.

 

6. Intenta no permanecer de pie por mucho tiempo. Intenta hacer pequeños descansos sentándote siempre que puedas. Si el evento en el que te encuentras es tipo coctel, intenta no quedarte quieta y camina de vez en cuando.

 

7. ¿Qué tal unas plataformas? Unos centímetros de más en la suela serán de gran ayuda a la hora de llevar unos tacones de más de nueve centímetros, ya que reducirán el grado de inclinación del pie.

 

8. Las bailarinas, el perfecto plan B. Nunca estará demás llevar unos zapatos planos en caso de que tus pies se rindan a mitad de la noche. En el mercado las hay de diseños muy modernos y hasta plegables, perfectas para llevar dentro del bolso sin ocupar mucho espacio.

 

 

Foto: iStock.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad