Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Aprende a elegir bien tu brasier

Por: 
Beatriz Arango
Aprende a elegir bien tu brasier
Luz María Gómez trabaja en Leonisa desde hace 35 años y es la persona que más sabe sobre la elección del brasier apropiado.

La persona que le puede decir a una mujer con certeza que no está usando el brasier indicado se llama Luz María Gómez y trabaja desde hace 35 años con la marca Leonisa, a donde llegó como practicante en 1980. Luzma comenzó a trabajar en la sección de procesos y calidad, lo que la hizo una experta en todo tipo de detalles de confección y aprecio por el trabajo en equipo que daba como resultado las prendas íntimas que han acompañado a miles de colombianas en todas las etapas de su vida.

La primera señal de que una mujer no eligió bien su brasier, ya sea por razones de talla o copa, es que el busto se ve caído. La sentencia es de Luz María Gómez, directora de marca de Leonisa, quien asegura que muchas hemos pasado décadas de nuestra vida usando la prenda equivocada.

“Cuando el busto está muy caído, acorta el talle”, enfatiza Luz María, para confirmar su teoría de que es preferible que éste se vea alto a que se vea caído.

“La referencia 1.000 es un brasier icónico en la compañía, con el que Leonisa nació. Tiene unas costuras en espiral, con la copa en punta de diamante y está elaborado en algodón 100%”, cuenta Luz María para señalar la importancia de escuchar a la consumidora y sus necesidades. Por más avances tecnológicos que se apliquen a los productos y nuevas referencias en el mercado, el 1.000 permanece imbatible.  Ese ha sido uno de los grandes aprendizajes que ha recibido Luzma de parte de las consumidoras, con quienes mantiene contacto en sus visitas a las tiendas.

 

3. JJH_0981

Luz María Gómez trabaja desde hace 35 años en Leonisa. Es directora de marca y experta en temas de tallaje. Como experta, Luz María aconseja:

* Dos datos son fundamentales al elegir el brasier: talla (32, 34, 38…) y la copa (A, B, C, D) para conseguir un ajuste perfecto, y, por supuesto, una excelente modelación de la ropa exterior.

* Las copas no deben “partir” o dividir el busto. Si esto ocurre, hay problemas con la talla elegida.

* Si la línea del brasier en la espalda está en equilibrio con la delantera, entonces estás usando el brasier correcto.

 

Allí se le ve dispuesta a resolver dudas y, especialmente, a resolver las propias: ¿Por qué eligió este brasier? ¿Qué le gusta de esta referencia? ¿Me permite sugerirle otro diseño? Se le oye decir a la inquieta Luzma.

Al hablar de las dudas de la mujer respecto al uso del brasier, dice, es que desconocemos la talla y la copa correcta. “Siempre les digo que es mejor preguntar y permitir que les tomemos las medidas para identificar su contextura real y tomar la decisión adecuada”.

Por ejemplo, cita el caso de una clienta que llegó a pedir un brasier, diciendo “soy talla 32”, Luz María la observó y con su ojo entrenado detectó que no correspondía. La midió y  se encontró con un contorno talla 38, a pesar de su busto pequeño. Al preguntarle a la joven cómo se sentía con la talla que usaba, ésta respondió que le sacaban gorditos en la espalda y que le tallaba en la base. Simple: usaba una talla errada. Luz María, con su acostumbrada calidez, le propuso nuevas referencias y mientras la clienta notó el cambio con la nueva prenda, la experta reafirmó la validez de sus aportes, que van más allá de entregar la referencia que alguien solicita.

Al hablar de los errores más comunes, además de desconocer talla y copa, Luz María menciona:

1.   Busto partido: si la talla no corresponde, se produce el efecto de doble busto.

2.   Gorditos indeseados: un brasier ajustado, porque la talla no es la correcta, saca piel a la altura de la sisa y en la espalda.

3.   Arcos altos: las copas no deben verse elevados o como si sobrara espacio entre la prenda y el busto.

4.   Alto en la espalda: un brasier bien puesto debe quedar al mismo nivel adelante y atrás. Si se sube en la espalda no se está usando de manera correcta.

5.   Presión en las tiras: las tiras del brasier, que algunas mujeres gradúan para elevar el busto, no deben marcarse en los hombros. Si le hacen marca o una especie de hoyito, es hora de buscar a una experta y pedir que le tome medidas.

Foto y video: Juan José Horta.

Foto apertura: Inexmoda.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad