Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Narices famosas, ¿naturales?

Por: 
Redacción Cromos
Zack Efron
Las celebridades viven en el ojo del huracán. Cualquier cambio en su físico es estudiado por miles de personas. Mira a estos galanes.

 

¿Genética o cirugía? Otras celebridades tienen perfiles casi perfectos, pero las dudas sobre tanta belleza son más difíciles de constatar y sus fans aún pueden soñar con que sólo son favorecidos por la genética. Bon Jovi, el sexy rockero de los ochenta, puede haber dejado de lado la melena y los pantalones ajustado, pero todavía conserva un rostro masculino con una nariz perfecta.

 

Lo mismo ocurre con John Stamos, el tío divertido de la serie Full House también levanta sospechas ante tanta perfección. Como sea, él puede presumir de un bello perfil griego. Cambiando de raza, Kanye West parece ser el ejemplo perfecto de una cirugía muy bien hecha o un moreno sexy, con nariz de blanco. 

 

 

Tom Cruise

 

96137224

 

A este galán no le pasan los años, se rumora que la razón es su gusto por las cirugías y los tratamientos estéticos. La más evidente es la rinoplastia, incluso hay quienes sospechan que el actor se ha retocado la nariz más de una vez.

 

 

Matt Dillon

 

 

88356848

 

 

El actor famoso por comedias como Juegos sexuales y Vida de solteros apareció con una nariz más fina y corta. Esta cirugía fue un acierto según los expertos, pues aunque es un cambio algo ‘femenino’, en el caso de Dillon le dio más fuerza a sus rasgos masculinos.

 

 

 

Nicolas Cage 

 

 

567766551ES00021_Paper_Stre

 

 

Cuando aún no era un ícono del cine, Nicolas Cage se operó la nariz, por eso tal vez muy pocos recuerdan cómo se veía antes de… Pueden verlo en Hechizo de luna. Lo cierto es que hoy el actor, de 46 años, lleva con estilo su madurez, hasta dejó de luchar con la calvicie, detalle que lo hace más interesante.

 

 

 

Patrick Dempsey

 

 

667722123MW00015_Bridget_Jo

 

 

El médico más sexy de la televisión, famoso por su papel en la serie Grey’s Anatomy, también tiene su secretico. En 2007 apareció en la alfombra roja para la presentación de su película Encantada con nueva nariz. Su nuevo perfil más afilado no es del todo perfecto, al parecer, su cirujano ‘disimuló’ el arreglo dejándosela algo torcida.

 

 

 

Ashton Kutcher

 

692964943NC00018_23rd_Annua

 

 

El joven esposo de Demi Moore es sin duda uno de los más guapos de Hollywood. Lo que pocos detectan es el trabajo que se hizo en la nariz. Al comienzo de su carrera Kutcher tenía una nariz grande y con algunas imperfecciones, pero de repente apareció luciéndola más delgada pero con las protuberancias que lo caracterizan.

 

 

 

Lance Bass

 

684999355KI00171_The_Trevor

 

 

El ex NSYNC, que hace poco sorprendió a sus fans saliendo del clóset, también pasó por el quirófano. Su nueva nariz más delgada, algo femenina para algunos, le ayuda a conservar su imagen de niño, para quienes aún lo guardan en la memoria como en sus épocas de NSYNC.

 

 

Sting

 

695240615PB00094_89th_Annua

 

 

El cantante británico se caracteriza por tener un cuerpo escultural y unas facciones bastante varoniles. Sus encantos son atribuidos al yoga que practica desde hace más de 20 años y a la estricta dieta que sigue. Pero estos hábitos parecen no tener que ver nada con su nariz, que hoy parece más delgada que cuando inició su carrera junto a The Police.

 

 

 

Zack Efron 

 

700056939PS00067_Baywatch_P

 

 

Es la debilidad de todas las adolescentes, y en su camino para convertirse en un sex symbol el actor y cantante parece haberse hecho algunos retoques. En 2008 crecieron los rumores de su cirugía de nariz, un procedimiento que lo ayudó a fortalecer su imagen de hombre y dejar de lado la cara de niño bonito. 

 

 

 

¿Cuál es la diferencia entre una rinoplastia bien hecha y una mal hecha?

 

El cirujano Alan González explica por qué hay quienes después de someterse a una cirugía se ven más bellos pero siguen siendo los mismos, mientras que a otros las transformaciones los dejan peor que antes: “En una cirugía bien hecha los cambios son tan proporcionales y naturales que dejan ver mejor las características físicas, se resalta la belleza y se mantiene la esencia de cada persona.

 

Una mala es aquella donde no se respetan esos parámetros y se genera desproporción. Así, los pacientes llaman la atención no por su belleza sino por los cambios tan notorios. Que se note a leguas que te hiciste una intervención no se perdona, el ideal es verse mejor sin que se vea la cirugía, ni las cicatrices”.

 

 

Fotos: Getty

Leer mas: 

Leer más

Publicidad