Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

¡Adiós a los matrimonios tradicionales!

Por: 
Tatiana Gómez
Boda en la playa con globos
Un compromiso sólido que se da por acuerdo mutuo, en lugar de sellar un pacto con una religión específica.

 

Ella llevaba un vestido blanco, pero no iba camino al altar. No, a María Alexandra Cabrera no le interesaba firmar contratos a término indefinido con ningún dios, especialmente cuando  en las cláusulas le exigían -como si no fuera obvio- amor y fidelidad. Ella quería prometerle una vida de luz y tranquilidad al  hombre con el que se casaría, pero solo a él. Sin intermediarios. Bajo sus propias condiciones, de nadie más.  

 

Desde los 16 años, María Alexandra ha recorrido un camino espiritual acompañada por dos maestros que se han encargado de guiarla. La han apoyado para que abra y cierre ciclos,  y le han permitido conectarse con el poder de la luz que hay dentro de ella. Este proceso ha llevado a que se sienta agradecida por todo lo que le ha dado la vida, y a que tenga ganas de celebrarlo cotidianamente. Por eso ella y su esposo eligieron un rito particular para sellar su unión.   

 

Aunque se casó por lo civil para cumplir con un requisito legal, su intención era realizar una celebración que le sirviera de símbolo para consolidar un matrimonio sólido y armónico, desde el principio. Para ello usó un gran velón naranja que fue encendido por sus padres para representar el encuentro de dos familias.  Se cantaron mantras, se hicieron bendiciones y sonó What is life,  de George Harrison. Fue una una ceremonia luminosa que parecía limpiar todas las cargas, los miedos y los resentimientos que podía guardar la pareja. Empezaban de ceros. Limpios. Libres.

 

 

Las bodas simbólicas 

 

Cada día es más frecuente que las parejas elijan ritos como el de María Alexandra, que hacen a un lado la tradición y las leyes. Así han surgido las ceremonias simbólicas, que se caracterizan por ser emotivas y  sensibles,  y que tienen una particularidad: refuerzan los lazos de pareja por medio de elementos como el fuego, el agua, la arena y los globos, entre otros. A pesar de que no haya divinidades, este tipo de uniones se sienten sagradas. 

 

La organizadora de bodas Laura Infante asegura  que las parejas se inclinan hacia esta tendencia por tres razones: “Porque no requieren trámites largos y engorrosos, porque no exigen muchos esfuerzos (aparte del compromiso de los novios), y porque dejan maravillosos recuerdos".  Los guías espirituales, los chamanes, los machi y los druidas son algunas de las personas que se ofrecen para realizar estos eventos, que también dan espacio a los amigos para actuar como maestros de ceremonia.  

 

Por lo general, estos matrimonios se hacen al aire libre, en playas, montañas o bosques. Así que cada pareja marca un estilo, una identidad y un camino hacia el futuro. 

 

 

Tipos de ceremonia

 

 

Ceremonia de arena 

 

Arena

 

Es uno de los ritos más sencillos. Cada uno de los novios y algunos invitados especiales dicen unas palabras. Luego, toman arena de diferentes  colores para empezar a fusionarlas en un mismo recipiente. La mezcla de todas las manos conforma un todo que habla de esas vidas que ahora son una unidad.

 

 

Ceremonia de luz 

 

Celebración fuego

 

Se caracteriza porque se utilizan velas para sellar el compromiso que los novios adquieren. El ritual lo puede celebrar cualquier allegado a la familia. La idea es encender tres velas: dos del mismo tamaño que representan a la pareja, y una más grande que se sitúa en el centro de las otras dos para formalizar el compromiso. La llama habla de la felicidad que se espera encontrar en ese nuevo ciclo de vida.  

 

 

Ceremonia cósmica

 

Ceremonia Velas

 

Los principales testigos de este nuevo compromiso son las energías de la madre tierra. La ceremonia se lleva a cabo con la ayuda de familiares y amigos que se hacen en un círculo y  lanzan flores blancas, rojas, amarillas y violetas para bendecir a los novios y presentarle al universo la nueva unión.

 

 

Fotos: Bodas en el Caribe / Cortesía

Leer mas: 

Leer más

Publicidad
Publicidad