Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Seis aventuras que debes tener antes de casarte

Por: 
Redacción Cromos
Haz una lista de todas las cosas que te ayudan a evaluar tu vida hasta hoy. Si te faltó algo, que no te queden remordimientos.

 

 

El paso más importante de tu vida. Con él aprenderás a conocer y a entender el significado del amor, su esencia, y su plenitud. Sin embargo, hay que hacer algunas cosas antes de ir de la mano del compañero que elegiste para toda la vida. ¡Una aventura para ti!   

 

 

Ámate a ti misma

 

Recuerda que la felicidad no se alcanza estando con otra persona. Eres la encargada de ti misma, de ser feliz, lo más importante siempre eres tú. Valórate, acéptate y luego si dale la oportunidad a la otra persona de amarte y de ser amado.

 

 

Sé valiente

 

Identifica cuáles son tus temores, la única forma de superarlos es venciéndolos, encontrándoles sentido y soluciones. Así que una buena forma de hacerlo es recurriendo a emociones extremas, que al final son todas. Baila, cocina, cáete, viaja, pruébate y rétate a ti misma, finalmente la aventura que empezarás a vivir con tu pareja será un mundo de aventura.

 

 

Invierte en ti

 

Acuérdate de todos los proyectos que hiciste desde que empezaste a trabajar, los frutos se tienen que ver reflejados de alguna manera. Lo que has ahorrado es para ti, compra zapatos, ropa, come helados. Ten presente que desde el momento que digas “Sí” tus gastos van a tener que compartirse.

 

 

Cierra ciclos

 

Una nueva etapa llega a tu vida, así que lo mejor que puedes hacer es cerrar todos esos ciclos que te no dejan avanzar. Los fantasmas de tus relaciones pasadas debes dejarlos atrás. Piensa en todas las experiencias que viviste, saca lo bueno y trabaja en las cosas “malas”, para empezar un matrimonio positivo.

 

 

Prioriza tus metas

 

Si aún te faltan sueños por conquistar, puedes trabajar en ellos. Nadie dijo que porque te cases tienes que dejar lo que quieres a un lado. Atraviesa límites y explora la vida. Sal de tu zona de confort, medirte siempre será necesario.

 

 

No vivas un cuento de hadas

 

Madurar y adquirir un compromiso como el matrimonio es entender que no todo el tiempo vas a estar de luna de miel, y sonriendo. Este pacto con la persona que amas tendrá altibajos que fortalecerán tu relación. No idealices, analiza las cosas como vienen, y no tomes decisiones basadas en sentimientos temporales.

 

Artículo elaborado en colaboración con Zankyou.

 

Foto: Istock

Leer mas: 

Leer más

Publicidad
Publicidad