Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

¿Cómo empacar según el tipo de viaje?

Por: 
Redacción Cromos
Acostumbrados al ‘por si acaso’, siempre llevamos más de lo que deberíamos.

Cada destino requiere una estrategia diferente a la hora de empacar, pero hay técnicas que deberíamos tener en cuenta siempre. Olvídese de doblar y aprenda a enrollar. ¡Ganará un montón de espacio y será más fácil encontrar todo en la maleta! Pero tenga cuidado: este consejo puede hacer que guarde más de lo que debería y no es recomendable llevar el equipaje totalmente lleno (se arrepentirá cuando no logre acomodar esa Torre Eiffel de tres centímetros que le compró a su mamá). Además, estudie muy bien cuál es la maleta más adecuada para su viaje: el morral es ideal para recorrer los aeropuertos, las estaciones de metro y las calles de Europa; pero las de rueditas son muy incómodas si se transporta en taxi y pasa la mayor parte del paseo en la playa. 

 

Aparte de estos trucos, vale la pena que lleve bolsas de plástico, en caso de que alguna prenda se moje y los zapatos se ensucien; guardar ropa interior y medias para todos los días; considerar, para ciertos viajes, llevar un cinturón portadinero debajo de la ropa, para trasladar de manera segura el pasaporte, el efectivo y la tarjeta de crédito; y usar la tecnología para ahorrar espacio, así que descargue a su celular libros digitales, guías de viajes y mapas. 

 

590033618

 

Para un viaje de negocios

 

1. Vale la pena invertir en dos recursos claves: un buen secador para viajeras (pequeño y potente, los de los hoteles suelen recalentarse y secar a medias) y una pequeña plancha de vapor. 

 

2. Empacar ropa en colores neutrales para hacer combinaciones fáciles y no tener que llevar muchos atuendos completos. El negro y el blanco siempre serán los cómplices ideales. El número de prendas dependerá de la extensión del viaje, pero el siguiente paquete puede ser útil para uno de 3 o 4 días:

 

• Unos pantalones negros.

• Unos jeans.

• Un vestido.

• Tres camisas de diferentes estilos y colores.

• Dos camisetas blancas o negras. 

• Un saco de hilo para un atuendo más informal pero vestidor.

 

3. Un par de tacones (los que salen con todo) y unos zapatos planos (tipo baletas). 

 

4. Una chaqueta tipo blazer negra, que se puede llevar puesta en el avión, o doblada al revés en la maleta para que no se arrugue.

 

5. Una bolsa con productos de higiene tamaño miniatura, que no superen los 100 mililitros, para que la maleta pese menos o para que pueda llevarlos como equipaje de mano. Nunca registre la maleta en bodega en un viaje de negocios, perderá tiempo valioso.

 

Para Europa

 

1. Dos pares de zapatos cómodos: unos tenis y unas baletas (o unas botas planas). Olvide esos tacones que lleva por si acaso sale a un restaurante en la noche. Nunca los usará. 

 

2. Un adaptador eléctrico universal, un esfero, una botella para llenar en las fuentes de agua que se encuentran después de emigración, y un botiquín con analgésicos, desinflamatorios, antihistamínicos, curas, bicarbonato de sodio y protector solar. 

 

3. Si planea viajar durante unos 15 días, haga a un lado el complejo de Kardashian y considere, más bien, la posibilidad de lavar en el viaje, mientras se toma una cerveza en el bar que queda al lado de la lavandería. Aliste:

 

• Máximo tres pantalones cómodos (jeans o leggins). Ojalá dos.

• Un atuendo más elegante (un vestido y, quizás, una falda). 

• Diez camisetas (pueden ser menos, si es de esos privilegiados con cuerpos gloriosos e inoloros).

• Una chaqueta impermeable y, tal vez, un abrigo, según la temporada y su estilo.

 

4. Use recipientes pequeños para sus productos de higiene personal. Se evitará el peso y ahorrará espacio preciado. 

 

5. No lleve plancha, ni secador, ni cremas de pelo, ande al natural. También haga un recorte en su bolsa de cosméticos, no tendrá alientos ni para desmaquillarse. 

 

Para el clima frío

 

1. Vale la pena invertir en camisetas y pantalones en materiales térmicos y livianos. La ropa de alta tecnología, junto con una chaqueta de plumas, evitará que su maleta vaya a reventar con sacos inmensos, incómodos y pesados. Consejo: protéjase antes de salir. Una vez sentimos frío, requerimos de mucha energía para calentar el cuerpo nuevamente.  

 

2. Empaque una bufanda o un cuello térmico. Es necesario taparse la boca y la nariz, porque respirar directamente aire frío hace que disminuya la temperatura de todo el cuerpo. 

 

3. Lleve medias de lana o materiales especiales, ¡no caiga en el mal truco de usar doble media! Hacerlo deja los pies muy apretados, bloquea la circulación de los pies y del aire, y genera humedad que enfría más los pies. 

 

4. No olvide los guantes y un sombrero  con orejeras. En ambientes fríos, el cerebro pone su energía en llevar sangre al centro del cuerpo para proteger los órganos vitales, así que las extremidades quedan indefensas y hay que darles una ayuda para que mantengan calientes. 

 

5. Siempre lleve protector solar. Aunque no haya sol, el viento y la radiación pueden ser tanto o más perjudiciales. La resequedad de la piel y la insolación deshidratan y alteran el proceso mediante el cual la temperatura del cuerpo se regula.   

 

Para la playa

 

1. Lo que no puede dejar: protector solar, crema para después del sol, repelente, acondicionador para proteger el pelo y gafas. Es ideal conseguir manteca de cacao para los labios y llevar una cachucha o un sombrero. 

 

2. Lo que tiene que dejar en la casa: el maquillaje y la ropa pesada. Libérese de las cargas cotidianas. 

 

3. No debería dedicarle mucho tiempo a pensar en las prendas que va a llevar. Su maleta deberá ir más ligera que nunca. 

 

Para cinco días:

 

• Mínimo dos vestidos de baño.

• Dos salidas de baño.

• Dos vestidos frescos para salir a caminar o a comer.

• Una o dos pantalonetas.

• Tres camisetas.

 

4. Posiblemente sólo utilizará sandalias, pero, tal vez, vale la pena llevar unos tenis. 

 

5. Lleve cauchos, ganchos y balacas para el pelo. Ni se le ocurra empacar plancha o secador.

 

 

Fuente: el experto en viajes Daniel Tirado. 

Leer mas: 

Leer más

Publicidad
Publicidad