Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

¿Quiere viajar en vacaciones? Consejos para que el dinero te alcance

Por: 
María Alejandra Medina
Vacaciones con calculadora en mano
Establecer metas de ahorro en el año y planear su viaje con anticipación de acuerdo con su capacidad económica son algunas de las claves.

En junio llega la primera temporada de vacaciones del año. Quisiéramos que fueran días en los que la cabeza solo se concentra en relajarse y pasarla bien, pero, por desgracia, también hay que dedicarle unos cuantos pensamientos al bolsillo. Y hay que hacer cuentas lo más pronto posible, con la cabeza fría y los pies bien puestos en la tierra, para no volver de nuestro viaje con más cargas que las que nos llevamos. La palabra clave es 'planeación'. 

 

Antes de salir de viaje, lo primero que determinará sus opciones es si viajará solo, en pareja o en grupo. Sin compañía, usted sabrá reconocer qué tipo de gustos está dispuesto a sacrificar. Si otras personas van con usted, en ocasiones estará supeditado al ritmo con el que ellas gastan, pero también podrá considerar opciones para ahorrarse unos pesos, como 'hacer una vaca' para alquilar un carro –en lugar de viajar en avión–, u hospedarse en un apartamento cómodo en vez de pagar un hotel y todos sus servicios.  

 

El siguiente paso es el presupuesto. Después de hacer sumas y restas, establezca claramente cuánto dinero tiene disponible para gastar. Tenga en cuenta tiquetes, gasolina y peajes; hospedaje y alimentación; parques o museos; traslados de un lugar a otro, y hasta los suvenires. No olvide los imprevistos, como una falla mecánica en su carro. Viaje, además, con un seguro médico. Cuando tenga claro cuánto tiene, puede empezar a buscar un lugar que se ajuste a su capacidad financiera. “Por ejemplo, si desea pasar sus vacaciones en el mar, puede buscar una playa virgen o algún pueblo donde los complejos turísticos no alteren los precios”, recomienda Finanzas Prácticas, el programa financiero de Visa Inc. 

 

dfhyk

 

Para escoger el destino

 

En su pesquisa, la asesoría de una agencia de viajes puede ser útil si prefiere no enredarse armando su propio plan. “Le brindará información sobre el destino, cuándo es más o menos concurrido, y el precio según la temporada”, afirma Paula Cortés Calle, presidenta de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo (Anato).

 

Si opta por eliminar el intermediario y ponerse al mando, está el mar de infinitas posibilidades que es Internet. Podrá buscar información sobre diferentes destinos, formas de llegar, actividades para hacer y lugares para hospedarse: el sofá de un desconocido, a través de Couchsurfing; un apartamento alquilado, a través de Airbnb; un hostal modesto o un hotel cinco estrellas. En esta búsqueda tenga presentes los comentarios de otros usuarios y turistas que ya vivieron la experiencia. Eso sí, tenga cuidado porque pueden ser escritos desde cuentas falsas. Consulte varias fuentes para confirmar si la información es correcta.

 

La web está plagada de paquetes y buenas ofertas, así que esté atento, lea los términos y condiciones. Tenga en cuenta, también, que el costo de unos tiquetes aéreos dependerán del horario y el día que usted escoja –entre un viernes y un miércoles, y entre una semana y la siguiente, el precio puede cambiar radicalmente–. Hoy son muy útiles los portales que comparan precios entre una aerolínea y otra, como Despegar o Atrápalo, le ahorrarán el trabajo de ir página por página. 

 

dggjukioi

 

Si se decide por hacer la compra online, asegúrese de que sea un sitio confiable. La Cámara Colombiana de Comercio Electrónico recomienda que, a la hora de transar en la web, no realice compras a través de una red wifi pública y utilice un computador que tenga un antivirus instalado. 
También, asegúrese de que la página web tenga las letras ‘https’ al comienzo de la dirección –es una garantía de seguridad– y de tener el sistema operativo del equipo y el navegador actualizados. Conserve siempre los comprobantes de su transacción.

 

¡Y atención con su tarjeta de crédito! Si la utiliza durante su viaje, recuerde que después llegarán los intereses. No querrá pagar un café durante 12 meses y por el triple de lo que costaba originalmente. Además, si el paseo es al exterior, tenga en cuenta que la tasa de cambio varía: cuando despega el avión cada dólar le puede costar 2.800 pesos, pero a los dos días puede subir y descuadrarle las cuentas.

 

Planear y ahorrar

 

La clave del éxito para que el dinero rinda más es planear con anticipación. “Todo depende del destino y del número de pasajeros. En el caso de parejas y  un destino nacional, lo ideal es organizar el paseo entre 3 y 6 meses antes. Si es internacional y con toda la familia, la mejor fórmula es un año de anticipación”, agregó Cortés.  

 

Para Anato, que el año pasado lanzó su plataforma Todoslosdestinos.com, “es importante establecer un plan de ahorro para las vacaciones, así es más fácil llegar al viaje con dinero en el bolsillo”. 

 

Las vacaciones tienen que formar parte del presupuesto general de nuestra vida, como recomienda la firma especializada en planeación financiera Old Mutual. Después de tener claro cuánto ganamos y cuánto gastamos de manera fija y variable, mensual y anualmente será posible “identificar cómo se puede empezar a ahorrar y, así, enfrentar necesidades a futuro, como la educación de sus hijos, su jubilación o unas vacaciones”.

 

En definitiva, tenga en cuenta que las vacaciones son para relajarse y despreocuparse. Lo último que querrá es generarse más angustias, así que, durante el año, establezca metas de ahorro alcanzables, con fórmulas que ya están inventadas: desde el tradicional marranito, hasta el recorte de gastos innecesarios o prescindibles: comer menos en restaurantes; vender artículos que no necesita y transportarse en bus o en bicicleta para que no se 'desangre' a punta de taxis.

 

sdgfj

 

No  olvide, además, programas de fidelización, como la redención de millas de las aerolíneas. Hoy existen tarjetas de crédito que son grandes aliadas de las personas interesadas en viajar en avión: por cada compra que hagan les dan millas. Por lo tanto, si es juicioso, puede acostumbrarse a pagar todo con dinero plástico, sale de las deudas en la primera cuota y va pagándose el tiquete. 

 

Por último, considere ir al banco a que le recomienden otras posibilidades de ahorro. Una alternativa útil y práctica es abrir una fiducia: cada mes usted podrá transferir, a través de la página web de la entidad, un porcentaje de sus ingresos (el que quiera) a ese espacio intangible al que no es tan fácil acceder, y así no tendrá la plata a la mano ante una tentación.  

 

Y recuerde una sencilla recomendación de Old Mutual: “Lo importante no es el lugar, sino lo que este le pueda ofrecer. Quizá los niños no quieren ir al hotel 5 estrellas, sino salir de la ciudad. Esto puede abaratar muchos costos”.

 

Foto: iStock.
 

Leer mas: 

Leer más

Publicidad