Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

'La clase de esgrima' te hace tiritar

Por: 
Natalia Roldán Rueda
La clase de esgrima
Una buena recomendación para arrancar la maratón de Eurocine, que irá del 19 de abril al 10 de mayo.

Nombre: The Fencer (La clase de esgrima)

Género: drama.

Director: Klaus Härö.

Guion: Anna Heinämaa.

Reparto: Lembit Ulfsak, Märt Avandi, Kirill Käro |.

 

 

El frío se ve y se siente. Estamos en Colombia, frente a la pantalla, pero el helaje que se vive en ese pequeño pueblo de Estonia se cuela entre los poros de la piel y llega hasta los huesos. Y es que es un frío que va más allá del clima, las capas de ropa y el aliento cálido que sale de los personajes al hablar; es el frío de un país incómodo que hasta hace poco estuvo ocupado por la Alemania nazi y ahora es carne de cañón de la Unión Soviética. Es el frío de personas cuya existencia está determinada por el miedo y para quienes, en esa medida, es mejor callar, dejarse llevar por la inercia de la vida, limitarse a estar. Es el frío de la incertidumbre, de la ausencia de sueños, de sentirse observado, medido y amenazado. Entonces, a ratos, tiritas. 

 

Por fortuna, luego se subir un poco más la cremallera de la chaqueta en busca de abrigo, se empieza a percibir la calidez de ciertos personajes, así que no encuentras mejor opción, en medio el helaje y el desamparo, que perderte en ellos. En el esgrimista que fue obligado a ser parte del ejército nazi durante la ocupación y que ahora, perseguido por la policía secreta rusa, huye de Leningrado para establecerse en un pequeño pueblo de Estonia donde dicta clases de educación física. Y en los niños que encuentran en ese maestro, que al principio es duro y distante, una figura paterna que les permite volver a creer. Volver a soñar.  

 

Uno entra a ver la película con cierta resistencia. ¿Será otro drama de escenas lentas y eternas? Como siempre, los prejuicios se imponen: ¿qué más se puede esperar de una película finlandesa cuyo idioma posiblemente es el muy ‘familiar’ estonio? Y te encuentras con que las primeras escenas sí son lentas y eternas, y que el lenguaje sí es el estonio, pero que no es el drama del que quieres huir después de varios meses en los que ni siquiera la película más colorida de la temporada (La La Land) tiene un final feliz. 

 

 

THe fencer2

Los niños son tan inspiradores para el maestro, como el maestro para los niños.

 

Sí, La clase de esgrima tiene momentos de drama, es difícil escapar de lo trágico cuando se hace referencia a la Segunda Guerra Mundial. Pero, sobre todo, tiene ese elemento inspirador de las películas cuyo protagonista es el deporte. La idea no es nueva, la hemos visto cientos de veces, pero aún así se siente bien cuando te das cuenta de que el espíritu se eleva al ver que ese profesor –atemorizado por la persecución y por la posibilidad de terminar en un campo de trabajo soviético– prefiere ignorar sus miedos y enseñar esgrima –un deporte que empieza a encender las alarmas de los rusos– a esos pequeños estudiantes que han perdido sus padres, sus ilusiones y su niñez. Se siente bien, sobre todo, cuando te das cuenta de que el frío se ha ido, porque la calidez de los personajes lo cobija todo.

 

Hay que decir, además, que uno de los puntos que la historia tiene a su favor –teniendo en cuenta que la idea del profesor inspirador puede caer en ciertos clichés– es que tenga como base la esgrima. Un deporte fantasma, del que poco conocemos e ideal para hablar de esos días de Guerra Fría. Una práctica que requiere silencio, prudencia y precisión. El esgrimista siempre está atento, nunca baja la guardia y puede ganar una contienda sin importar su fuerza y su tamaño; requiere, más bien, agilidad física y mental. Una herramienta ideal para esos días oscuros de persecución, inseguridad y desconfianza. 
Es una buena película para arrancar la maratón de Eurocine, que irá del 19 de abril al 10 de mayo y pasará por Bogotá, Medellín, Barranquilla, Cali, Bucaramanga y Pereira. 
 

 

Premios y datos curiosos

 

- La película está basada en la vida del esgrimista Endel Nelis.

 

- Nominada a mejor película extranjera en los Premios Globo de Oro 2017.

 

- Premio a Mejor Película en el Stony Brook Film Festival y en los Premios Jussi.

 

- Premio Bernhard Wicki en el Festival Internacional de Cine de Munich.

 

- Selección oficial en los festivales de cine de Kyoto, Cairo y Arras.

 

 

 

Fotos: cortesía. 

Leer mas: 

Leer más

Publicidad
Publicidad