Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Rigoberto Urán es el Deportista del Año 2017 de El Espectador

Por: 
Redacción Cromos
El ciclista colombiano, es una demostración de esfuerzo y perseverancia. ¡Grande Rigo!

Hoy, un reconocimiento más llega a la carrera del ciclista, al ser elegido como el Deportista del Año, premio otorgado por El Espectador y Movistar. La ceremonia, que se llevó a cabo en la Ciudadela Empresarial Conecta, homenajeó a deportistas como el también ciclista Fernando Gaviria, el atleta Éider Arévalo y la apneista Sofía Gómez. 

 

La historia de Rigoberto, como la de muchas personas, está marcada por la tristeza y la alegría. Lo particular es que el ciclista colombiano ha demostrado fortaleza y superación a nivel mundial, siendo un gran ejemplo para el país.

 

Su papá, Rigoberto de Jesús Urán, le transmitió su amor por el ciclismo al invitarlo a pedalear por los alrededores de Urrao los fines de semana en su primera bicicleta roja llena de soldaduras. Al principio no era el mejor plan para Urán, él lo hacía por compartir con su papá y hacerlo feliz sin darse cuenta que su corazón, pulmones y piernas comenzarían a fortalecerse y serían sus principales aliados para triunfar en la vida.

 

La decisión de ser un ciclista profesional la tomó poco tiempo después de la rutina de paseos con papá, cuando en el 2001 luego de que por culpa de la guerra lo perdiera para siempre y le prometiera frente a su ataúd que cuidaría a su mamá- Aracelly -, su hermana – Martha-, terminaría su bachillerato y pedalearía por el resto de su vida en honor a él. Por eso es que en sus celebraciones siempre extiende los brazos y mira al cielo buscando su rostro.

 

Para lograr su promesa ajustó sus horarios entre vender chance y lotería, oficio de su papá, estudiar, y practicar ciclismo, cosa que odiaba por esos días, tanto así que pasaron tres meses, para que volviera a pedalear, pero su regreso lo hizo con el pie derecho, se inscribió a una competencia en el parque central de Urrao, ganó y dio inicio a los triunfos que lo acompañan hasta hoy.

 

De las competencias en Urrao, y otros lugares del país vistiendo la camiseta de Antioquia pasó a vivir a España, competir junto al Team Tenax de Italia y sufrir su primer accidente. En la tercera etapa de Panne – Belgica, Urán se cayó, quedó inconsciente y se fracturó la clavícula obligándose a tener un receso en su carrera para recuperarse en Brescia Italia. Su equipo lo envió allí al hogar de “sus segundos padres”: Beppe Chiodi y Melania Charutti, un matrimonio italiano sin hijos que no dudó en adoptarlo, enseñarle el idioma y consentirlo como él lo requería.

 

Al terminar su recuperación empezaron a llamarlo del equipo Pro – Tour y con ellos saborío el triunfo y el dolor con su segundo accidente del que le prohibieron volver a montar una bicicleta. No obstante, su perseverancia no murió y pasó al equipo francés-español Caisse d’Epargne con el que alcanzó el triunfo en dos etapas de la vuelta Alemania para luego ir a Beijing representado a Colombia en los Olímpicos en el 2008 con 21 años.

 

Esta experiencia lo llenó de motivos para continuar y seguir su camino, esta vez con el equipo británico Sky, con el que cambió su estilo de vida en cuanto a alimentación y entrenamiento. Con ellos logró hacer un gran papel en el Tour de Francia, triunfar en el Giro de Cataluña, para luego volver a sus segundos Olímpicos, esta vez en Londres y lograr una presea de plata para él y toda Colombia. En el 2013, su nombre, junto al de Nairo, se escuchó en los medios más importantes del mundo, pues luego de ganar el segundo lugar en el Giro 2013, Urán defendió a capa y espada, con su actual equipo Omega Pharma, su segundo título de Subcampeón en una de las tres competencias más importante en el mundo del ciclismo, el Giro d’Italia.

 

En julio de este año, Rigoberto volvió a ser motivo de orgullo para todo un país, con un Tour de Francia donde demostró una vez más, la calidad de ciclista que es. Con un segundo lugar más que merecido, toda Colombia gritó con orgullo ¡Gracias Rigo!

 

Hoy, un reconocimiento más llega a la carrera del ciclista, al ser elegido como el Deportista del Año, premio otorgado por El Espectador y Movistar. La ceremonia, que se llevó a cabo en la Ciudadela Empresarial Conecta, homenajeó también a deportistas como el también ciclista Fernando Gaviria, el atleta Éider Arévalo y la apneista Sofía Gómez. 

 

 

Foto: Cristian Garavito/ El espectador.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad