Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

¿Eres una mujer INFJ?

Por: 
Redacción Cromos
Escena de película
Aunque a veces creas que tu personalidad no se ajusta con nada de lo que vives a diario, parece que hay una razón para que sea así.

 

Carl Gustav Jung, es un psiquiatra que se ha propuesto durante varios años a encontrar los distintos tipos de personalidad que pueden tener los humanos. Sus investigaciones han arrojado varios indicadores como el MBTI, el cual describe uno de los dieciséis tipos de comportamientos más particulares que existen.

 

Basado en estos estudios, y a partir de la observación “de las funciones cognitivas de los pacientes”, pudo establecer la personalidad INFJ, que está asociada a la introversión, intuición, sentimiento y juicio. Si tienes alguno de estos pensamientos o comportamientos, puedes tener este tipo de personalidad: 

 

 

 

Tienes buena relación con la gente, sin embargo, no te has sentido muy cómoda durante tu vida, sabes que hay algo que es diferente a los demás. No te interesa simpatizar o entrar en un grupo social, simplemente te riges por tus ideologías.

 

 

 

Eres amante de la lectura de superación, las frases de motivación y la espiritualidad en todo su esplendor.

 

 

 

Eres una mujer muy divertida, cuando te lo propones, rompes el hielo cuando ya tienes confianza, pero en tu diario vivir eres muy callada, tímida, y retraída, por lo que muchos se sorprenden cuando se sale tu lado divertido.

 

 

 

No eres nada expresiva, no te gusta ir por la vida diciendo lo importantes que son para ti las personas de tu alrededor. Tienes un corazón bueno y eres de nobles sentimiento. Vas en contra de decir, te gusta que te demuestren.

 

 

 

No te dejas llevar por los sentimientos de los dos. Si alguien te falla, no piensas en sacarlo de tu vida, te interesa más tu bienestar y no lo pondrías en riesgo por nada del mundo. Tu protección radica en no prestarle atención a quien te hace daño.

 

 

 

Te gusta ser muy observadora, algunos de tus familiares y amigos te consideran una persona muy filosófica. Eres gran consejera, sin embargo, no te gusta que invadan tu espacio personal, y en ocasiones te sientes agobiada por las cosas que le pasan a los demás.

 

 

 

No te gusta dar opiniones de situaciones que no estás viviendo o experimentando. Tu forma de demostrar interés es preguntando cómo se siente esa persona, para así entre los dos sacar conclusiones prácticas y reales que no le ocasionen más problemas a ese ser especial para ti.

 

 

Foto: Youtube 

 

Leer mas: 

Leer más

Publicidad