Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Resequedad vaginal e incontinencia urinaria, entre las principales razones de consulta al ginecólogo

La Ginecología Estética Funcional, se plantea como una alternativa para solucionar este tipo de patologías.

 

En Colombia, de acuerdo con investigaciones de campo desarrollados por Femclinic, centro médico especializado en salud sexual femenina, 4 de cada 10 mujeres entre los 25 y 40 años, consultan al ginecólogo por razones como la resequedad vaginal, la incontinencia urinaria, el dolor al tener relaciones sexuales, incomodidad por el tamaño exagerado de los labios menores de la vulva y flacidez de los labios mayores, coloración oscura de la vulva, entre otras.

 

Frente a esas afecciones, la Ginecología Estética Funcional, se presenta como una gran alternativa a la hora de encontrar soluciones seguras y efectivas. “Colombia avanza e tratamientos innovadores de Ginecología Estética Funcional, para dar solución a los principales problemas de salud sexual femenina” anota la Dra. Diana Vélez, ginecóloga de FEMCLINIC.

 

La resequedad vaginal, uno de los síntomas de mayor consulta, se produce cuando los tejidos de la vagina no están bien lubricados y sanos y, por diversas causas (menopausia precoz, menopausia, vaginitis atrófica, uso de anticonceptivos y quimioterapias) afectan la calidad de vida de las mujeres, especialmente en su vida sexual produciendo dolor: “La experiencia nos ha manifestado que muchas pacientes recurren al uso de lubricantes vaginales, pero esa no es la solución a su afección. En la actualidad, la tecnología médica ha avanzado mucho en este aspecto y se pueden emplear procedimientos como la reestructuración vaginal con láser para recobrar la humedad vaginal”, destaca la Dra. Diana Vélez.

 

La incontinencia urinaria, es el segundo motivo de consulta más frecuente. En este aspecto, la Dra. Vélez comenta que, según el tipo de escapes de orina y el adecuado examen previo, se pueden realizar una intervención láser que permite restablecer el soporte de la uretra. Además, aclara que estos tratamientos surten buenos resultados y pueden llegar a evitar o diferir un procedimiento quirúrgico según el caso.

 

La hiperpigmentación o coloración oscura de la vulva, es otro de los motivos de visita al ginecólogo. Muchas mujeres manifiestan que los cambios de coloración en esta zona afectan su seguridad a la hora de tener relaciones sexuales. Cabe aclarar que la vulva se puede pigmentar por varios factores, como el hormonal, por el contacto con la sangre menstrual, el uso de interiores inadecuados, la depilación, entre otros. Sobre estos casos, la Dra. Vélez enfatiza en la importancia de visitar al experto para que este pueda dilucidar el desencadenante de la coloración y determinar así, la posibilidad de realizar un tratamiento despigmentante a nivel vulvar.

 

Foto: iStock. 

Leer mas: 

Leer más

Publicidad