Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Linaza: los beneficios de una semilla

Por: 
Redacción Ellas
Linaza: los beneficios de una semilla
Ayuda a mejorar la digestión, problemas sexuales, a controlar el sobrepeso, alergias, depresión y es gran protector del pelo y la piel.

La fama de la linaza viene acompañada de múltiples investigaciones científicas, que han demostrado su valor nutricional y bondades para la salud. Estudios del Instituto Científico para el Estudio de la linaza en Canadá y Estados Unidos señalan que esta semilla es la mejor fuente vegetal de grasos omega 3, fitoestrógenos y además es rica en fibra, lo que la convierte en un alimento que consumido de manera regular previene o cura varias enfermedades.

La semilla de lino o linaza es recomendada para tratar enfermedades inflamatorias, estrés, diabetes, digestión, enfermedades cardíacas, sobrepeso, problemas sexuales, retención de líquido, esterilidad, aborto, depresión, alergias y hasta adicciones.

Aunque se consigue en aceite y en polvo, los nutricionistas recomiendan molerla en casa para aprovechar al máximo sus propiedades. Sandra Castro, nutricionista, dice que si se consume en aceite, lo ideal es incluir 1 o media cucharada sobre el cereal o fruta de la mañana. Puede sustituir la mantequilla o el aderezo de las ensaladas. “Se puede consumir la semilla entera en ensaladas, pan o arroz. Una cucharada de linaza aporta 50 calorías y 3 gramos de fibra. También hay quien la deja en agua la noche anterior para que suelte un líquido espeso que funciona como regulador del tránsito intestinal y combate el estreñimiento. También es útil en caso de estómago ulcerado”, explica Castro.

Sin embargo, advierte la experta, “la linaza no sustituye al pescado como principal fuente de ácidos grasos omega 3 y debe ser consumida con cuidado, pues tiene efectos laxantes”. Recomienda evitarla en el embarazo y la lactancia.

 

Cuatro razones para consumirla

-Control de peso: Tiene efectos laxantes. Ayuda a los riñones a excretar agua y sodio. Sirve consumir una cucharada en caso de dieta. Estimula el trabajo intestinal, elimina toxinas y contaminantes. Previene el cáncer de colon.

-Presión arterial: Adicionar linaza molida en la dieta ayuda al control de la presión, baja el nivel de colesterol en la sangre.

-Menopausia: Tomar linaza ayuda a reducir los síntomas de la menopausia. Estudios han demostrado que reduce los calores nocturnos y los sofocos.

-Sistema nervioso: Quienes toman linaza de forma regular puede experimentar una disminución de la tensión nerviosa. Es un reanimador natural.

 

En condimentos

La linaza molida y mezclada con las especias naturales ayuda a la buena digestión, no altera el sabor y permite una fácil disolución de los condimentos. En este caso, los condimentos se mezclan con el contenido graso en Omega 3 de la linaza, por lo que se potencializa la transferencia de sabor en la preparación es decir, se siente más el sabor en la preparación final.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad