Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

¿No soportas a tu pareja?

Por: 
Redacción Cromos
Lo que determina la estabilidad de tu relación es la forma en que peleas o discutes con ella. ¡Mucha atención a esto!

¿Alguna vez has tenido una discusión subida de tono con tu pareja? ¡Por supuesto! Todos hemos pasado por una situación en que nuestra elección de amor nos saca de nuestra zona de confort. 

Sin embargo, si sientes que todo se está saliendo de control, es mejor que evites este tipo de comportamientos: 

 

Mandarlo a callar: En un momento de frustración mutua es común decirle a tu pareja: “¡Cállate la boca!”, “¡No quiero oírte!” Estas palabras son degradantes para quien las recibe y sólo empeoran la situación. Mejor dile: “calmémonos y hablemos luego”.

 

Usar sobrenombres: “estúpido, idiota, anormal, desgraciado, pendejo, baboso, entre otras”. Utilizar adjetivos ofensivos con tu pareja es una grave falta de respeto. Las palabras humillantes son como clavos martillados, aunque luego los quieras sacar con una disculpa, siempre dejan su marca, además se volverá inolvidable. 

 

Amenazas: “Me voy para siempre”, “No quiero volver a verte” “Esto se acabó” “Terminamos”. A menos que estés listo para cumplir con tu amenaza, no se te ocurra hacerla porque perderás credibilidad. Hazte responsable de lo que dices, por más frustrado que te sientas, no des un ultimátum porque si no lo cumples, lucirás como uns mujer inseguro que desea llamar la atención y tu pareja dejará de mirarte con el mismo respeto de antes.

 

Insultar a su familia: “Tienes el mismo mal genio que tu madre”, “Eres un perdedor como tu hermano”. Esto es una ofensa a su sangre y a sus emociones, además, la familia de tu pareja no tiene nada que ver en el asunto, separa una cosa de la otra. 

 

Evita utilizar estas expresiones y aumentarás las posibilidades de tener una relación feliz y duradera.

 

Foto: Istock.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad