Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

¿Usar la 'T' reduce el riesgo de cáncer?

Esto fue lo que arrojó un estudio publicado recientemente en la revista Journal Obstetrics & Gynecology.

Por: Felipe Rueda-Sáenz

Especialista en medicina familiar y preventiva. 

 

Un gran estudio publicado recientemente en la revista  Journal Obstetrics & Gynecology concluye que las mujeres que usan un dispositivo intrauterino (DIU), como método de planificación familiar, tienen un menor riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino o  de cérvix, en comparación con mujeres que usan otros métodos de anticoncepción. Los investigadores de la Escuela de Medicina Keck, de la Universidad de California, llegaron a esta conclusión después de revisar la información de decenas de estudios realizados sobre el tema. La directora de este gran metaanálisis, Victoria Cortessis, declaró que los resultados de esta investigación son impactantes, aunque insistió en que no se puede recomendar el uso del DIU para prevenir este tipo cáncer. La doctora insistió en que todavía es necesario realizar más estudios sobre el tema. Según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer cervical es el más común en las mujeres y está directamente relacionado con el virus del papiloma humano, contra el cual ya existe una vacuna, pero, infortunadamente, muchas mujeres no tienen acceso a ella.  En este estudio, que reunió la información de más de 12.000 mujeres, los autores aseguran que el uso del DIU podría ayudar al sistema inmunológico, controlar la infección del virus del papiloma humano y reducir así los riesgos de este tipo de cáncer.

 

Los lectores de Cromos resuelven sus dudas e inquietudes con la ayuda del médico en casa:

 

¿Es verdad que el cigarrillo electrónico no es malo para la salud y ayuda a la gente a dejar de fumar?

 

Científicos e investigadores de todo el mundo coinciden en que es una buena herramienta para quienes quieren dejar de fumar, pero no es del todo inocuo para la salud. Sí tiene muchas menos sustancias nocivas que el cigarrillo tradicional, pero contiene altas cantidades de nicotina y de propilenglicol, un alcohol que, al ser inhalado, produce efectos nocivos para la salud. La llegada al mercado de este sistema para dejar de fumar tiene bases científicas muy interesantes, ya que el aparato funciona con cartuchos de nicotina y la idea es ir disminuyendo la cantidad de esta sustancia progresivamente hasta llegar a cero. Esto, por supuesto, suena muy bien, pero con el uso masivo del cigarrillo electrónico se ha podido evidenciar que pocas personas logran el objetivo de bajar la cantidad de nicotina y mantienen los niveles nocivos para la salud. Además, muchos adolescentes están usando el cigarrillo electrónico con la falsa idea de que no produce ningún daño y, aunque el riesgo es mucho menor, en comparación con el tradicional, no es para nada inofensivo. Si la persona no va disminuyendo la cantidad de nicotina inhalada, al final es una terapia que no tiene ningún sentido.  

 

Si tiene una consulta, escriba a [email protected].

 

Foto: iStock.

Leer mas: 

Leer más

Publicidad