Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

La vida en once himnos

Esta es la historia de María y de cómo la música ha marcado las diferentes etapas de su camino como una mujer poderosa.

Por: Andrés Camilo Gómez y Liliana Gómez Montoya

 

No controles / Flans

 

María, de 12 años, salió de compras con su madre en busca de su propio estilo. Cansada de que le dieran órdenes y decidieran por ella, se fue corriendo del almacén y en el centro comercial sonaba esta canción:

 

No controles mi forma de vestir 

porque es total y a todo el mundo gusto. 

No controles mi forma de pensar 

porque es total y a todos les encanta. 

No controles mis vestidos, 

No controles mis sentidos.

 

 

Girls just wanna have fun  / Cyndi Lauper 

 

Extrovertida y espontánea, le empezó a picar la casa, el encierro. Llegó el momento de conocer el mundo, así sus padres no estuvieran preparados. Se negó a las restricciones y salió de su casa con esta canción en la cabeza: 

 

Regreso a casa con la luz de la mañana. 

Mi madre dice: '¿Cuándo vas a vivir bien tu vida?' 

Oh, madre, querida, no somos las afortunadas.

Y las chicas, ellas quieren divertirse. 

Oh, las chicas solo quieren divertirse. 

 

 

 

I wanna be an engineer / Peggy Seeger

 

A muchas, antes que ella, les hicieron creer que la única preocupación de una mujer debía ser atender la casa y a los niños. María, en cambio, tenía sueños grandes: quería estudiar y ser profesional.

 

Cuando era una niña quería ser un niño.

Me la pasaba detrás de la pandilla 

y me ponía mis pantalones de pana.

Todos decían que solo lo hacía para molestar,

pero yo quería ser una ingeniera. 

Mi mamá decía: "¿Por qué no puedes

ser una señorita? Tu deber es hacer

de mí la mamá de una perla.

Espera a que seas mayor, querida. 

Tal vez en ese momento te sentirás contenta de ser una niña".

 

 

Cherry Boom /The Runaways

 

En la universidad exploró el mundo real, las relaciones, la sexualidad. María conoció su cuerpo.  

 

Malas noches, por el blues adolescente. 

Agáchense señoritas. 

No tienen nada que perder. 

Hola papi, hola má. 

Soy tu ch ch ch ch ch Cherry Bomb. 

Hola, mundo soy tu chica salvaje. 

 

 

The Pill / Loretta Lynn 

 

Después de muchas décadas en las que las mujeres fueron, ante todo, vientres que hospedaban bebés, llegó la pastilla anticonceptiva. Desde ese momento, todas las jóvenes, como María, pudieron vivir y aprovechar su sexualidad de una manera muy diferente.  

 

Ese viejo vestido de maternidad se va a la basura.

La ropa que usaré de ahora en adelante no ocupará tantas yardas.

Minifaldas, pantalones cortos y adornos fantasiosos.

Sí, me estoy desquitando por todos esos años, ya que ahora tengo la píldora.

 

 

Florence / Andrea Echeverri

 

Por cuenta de la televisión y el “Vivieron felices por siempre”, creyó que existía el amor de la vida hasta que le rompieron el corazón. Entonces entendió que la felicidad no empieza ahí, en el otro, sino en uno mismo.

 

Desde chiquitas nos meten en la película del romance 

y del príncipe azul. 

Cenicienta, Blancanieves y la Bella durmiente 

son mentirosas, ellas mienten.

Con un beso no nos salvan, no nos despiertan, no nos muestran la luz, 

porque los hombres no son el propósito de nuestra existencia. 

Hay que dejar de vivir, pensar y actuar para a los hombres gustar. 

El respeto a la mujer, entre todas, hay que imaginar, construir e instalar. 

Primero enamórate, pero de ti misma. 

Construye un mundo propio, 

deja de ser el reflejo del otro, 

busca tu misión. 

 

 

She works hard for the money / Donna Summer

 

Cuando comenzó a trabajar, fue testigo de la injusticia en el mundo laboral. Pero ella era fuerte y seguía adelante porque valía la pena.

 

Ella trabaja duro por el dinero, 

tan duro por él, cariño. 

Ella trabaja duro por el dinero, 

así que más te vale tratarla bien. 

 

Veinticinco años han 

venido y se fueron, 

y ella ha visto muchas lágrimas 

de quienes entraban.

Ellos, parece que la necesitan de verdad.

 

Es un sacrificio trabajar día a día 

por poco dinero, sólo propinas como pago,

Pero todo merece la pena.

 

 

22 - Lilly Allen

 

Sin embargo, aunque disfrutara su vida, la sociedad le hizo creer que tenía una barrera, y si la pasaba, sería un completo fracaso. Le querían imponer marido e hijos, aunque no estuvieran en sus planes.

 

Cuando ella tenía 22 años su futuro parecía brillante

Pero ahora ella tiene 30 y está todas las noches fuera

Yo veo esa mirada en su cara, ella tiene esa mirada en sus ojos

Ella está pensando "cómo he llegado aquí" y preguntándose por qué.

 

Es triste, pero es verdad como la sociedad dice

Que su vida ya está acabada

No hay nada que hacer y no hay nada que decir

 

 

Respect / Aretha Franklin

 

Con el paso del tiempo entendió que las relaciones no se parecen a las de los cuentos de hadas. Requieren trabajo y se construyen en equipo, partiendo del respeto y del valor propio.

 

No voy a hacerte mal, mientras no estés.

No voy a hacerte mal (ooh), porque no quiero (ooh).

Todo lo que pido (ooh)

es un poco de respeto cuando llegas a casa (sólo un poquito).

 

 

Express Yourself - Madonna

 

Su relación no mejoró, y, por el contrario, su pareja decidió que la solución estaba en buscar a alguien más. María tenía claro que su lugar no era ser una segunda opción.

 

Vamos chicas

¿Crees en el amor?

Porque tengo algo que decir sobre él

Y creo que dice así

No vayas por el segundo lugar nena

Pon tu amor a prueba

Tú sabes, sabes, lo tienes que hacer

Haz que exprese cómo se siente

Y tal vez sabrás si tú amor es real

No necesitas anillos de diamantes

O dieciocho quilates de oro

Autos lujosos que corran muy rápido

Tú sabes que no durarán, no, no

Lo que necesitas es una mano grande y fuerte

Para levantarte del piso

Siéntete como una reina en su trono

Haz que te ame hasta que no puedas venirte abajo

No vayas por el segundo lugar nena

Pon tu amor a prueba

 

 

I will survive / Gloria Gaynor

 

Al principio tenía miedo,

estaba petrificada.

Seguía pensando que nunca podría vivir

sin ti a mi lado.

Pero entonces, pasé muchas noches

pensando cómo me hiciste daño.

Oh no, no yo,

yo sobreviviré,

oh, mientras sepa cómo amar,

sé que seguiré con vida.

Tengo toda mi vida por vivir,

y tengo todo mi amor por dar,

y yo, sobreviviré, sobreviviré.

 

Y María sobrevivió. No necesitaba a nadie para lograrlo.

 

 

Fotos: Getty.

 

Leer mas: 

Leer más

Publicidad