Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

La primera premiación del año se convirtió en uno de los grandes esfuerzos de las actrices de Hollywood por condenar el abuso sexual.

Las alfombras rojas suelen ser las vitrinas perfectas para que las celebridades de Hollywood hagan alarde de su gusto por la moda. Es por esto, que suelen estar inundadas de color y brillo. Sin embargo, desde hace algunos días, una campaña sentenció que la primera alfombra roja del año sería diferente.

 

Actrices como Meryl Streep y Emma Stone fueron algunas de las precursoras de la campaña #TimesUp, que traduce “Se acabó del tiempo” -a la cual se unieron rápidamente varias celebridades como Eva Longoria y Natalie Portman-, que busca condenar los actos de abuso contra la mujer, especialmente en el mundo del espectáculo, tras las decenas de denuncias que salieron a la luz una tras otra de manera vertiginosa, a partir de la caída del productor Harvey Weinstein.

 

La campaña incitó a todos los asistentes a la gala, a vestir de negro en señal de protesta y luto por todas aquellas personas que han sido víctimas de cualquier clase de abuso. “El domingo nos vestiremos de negro para solidarizarnos con hombres y mujeres de todo el mundo que han sido silenciados por discriminación, acoso y abuso”, expresó a través de su cuenta de Twitter la organización Time’s Up.

 

La iniciativa de la organización, también incluyó el aporte de 15 millones de dólares a un fondo con el que se busca dar apoyo legal a las mujeres y hombres que han sido acosadas, agredidas o abusadas en sus lugares de trabajo.

 

 

Fotos: Getty.

 

Leer más

Publicidad
Publicidad