Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Pudín de pan y frutas con salsa inglesa de hierbabuena

¡La mezcla perfecta!

Por: Juanita Umaña.

Chef / La Petite Cuisine, School of Cooking de Richmond, Inglaterra.

 

Para seis porciones:

 

Ingredientes

 

- 300 g de moras. 

- 300 g de uchuvas.

- 260 g de fresas pequeñas cortadas por la mitad.

- 150 g de agraz.

- 2 cucharaditas de ralladura de limón.

- 1 pan de molde blanco cortado en tajadas medianas, sin corteza (preferiblemente del día anterior).

- 1 Taza de salsa inglesa con hierbabuena.

 

Preparación

 

1. Cocinar

En una olla ponga las frutas, el azúcar y la ralladura de limón. Cocine hasta que el azúcar se integre y las frutas estén tiernas. Tenga cuidado que no se desintegren. Añada la ralladura de limón.

 

2. Los recipientes

Engrase ligeramente seis recipientes cerámicos de 8 centímetros de diámetro. Forre cada molde con papel transparente o film de cocina. Deje papel suficiente para después cerrar los pudines.

 

3. El pan

Con un cortador  redondo de galletas  del mismo tamaño de los moldes, corte 18 redondeles de pan.  Ponga uno en la base de un molde. Agregue 2 cucharadas de frutas con un poco de líquido. El pan debe quedar de color rojo. Ponga otro pan cortado encima y agregue más frutas y líquido. Tape con otra circunferencia de pan. Cierre el pudín con el plástico. 

 

4. Reposar

Deje reposar en refrigeración por lo menos seis horas. Conserve en el congelador. Guarde la fruta que quedó en sus jugos  para servir.

 

5. Servir

Desmolde los pudines de pan. Sirva con la salsa inglesa, la salsa roja y, si desea, más frutas.

 

 

Salsa inglesa de hierbabuena

 

Ingredientes

 

- 4 yemas de huevo a temperatura ambiente.

- 5 cucharadas de azúcar.

- 1 taza de leche entera.

- 1 taza de crema de leche.

- 2 Ramitas de hierbabuena.

 

Preparación

En una olla ponga la leche y la hierbabuena. Cuando vaya a hervir, retire del fuego y deje reposar por 15 minutos.
Bata las yemas de huevo y el azúcar hasta que los ingredientes estén bien incorporados. Retire la hierbabuena y vierta la leche a la mezcla de huevos. 
Póngala en una olla y cocine a baño maría, batiendo continuamente hasta que la salsa obtenga una textura espesa. No deje hervir. Se sabe que la salsa está en su punto cuando al introducir una cuchara se adhiere un velo o capa delgada de la salsa a la superficie de esta.

 

La Mora de Castilla

 

Cuando era niña y acompañaba a mi mamá a la plaza o al mercado, recuerdo que la mora ocupaba un sitio importante en los puestos de frutas. Es una variedad de nuestra América tropical que se  siembra, generalmente,  en climas fríos.  Nace en un arbusto con tallos espinosos y es una planta trepadora. 
Cuando está madura, tiene un color morado, casi negro, y es muy perecedera. También recibe el nombre de mora Andina. Es una fruta emblemática en las mesas colombianas, donde se utiliza en dulces típicos caseros o en jugo. La podemos usar en tartas, salsas, helados, mezcladas con yogurt o mermeladas. Contiene vitamina C y minerales (potasio, calcio y fósforo).
 

 

Consejos prácticos

 

Para que duren

Como las moras son tan perecederas, se aconseja conservarlas en refrigeración, sin que estén apiñadas entre sí. Lávelas en el momento de usarlas para evitar el exceso de humedad.

 

Dulce de mora

El dulce de mora es delicioso y se puede servir con helado de vainilla, con el queso fresco y como salsa para los pancakes o waffles. Hacer el dulce es muy sencillo. A continuación la receta: en una olla ponga 2 tazas de moras limpias y maduras, 1 y 1/3 tazas de agua, ¾ taza de azúcar y una cucharadita de jugo de limón. Cocine a fuego medio entre 10 y 15 minutos, teniendo cuidado de que no se desintegren. Retire del fuego y deje enfriar. Conserve en refrigeración.

 

 

Notas de cocina

 

Tiempo

Este postre lo puede hacer con un día de anterioridad. Usted escoge si lo deja con una sola fruta,  fresas o moras.

 

Salsa inglesa

Es una salsa muy  versátil.  Puede reemplazar la hierbabuena por extracto de vainilla o de almendras.

 

Sabía usted que...

La mejor forma de congelar las moras es lavarlas y secarlas bien. Retire aquellas que están demasiado maduras. En seguida, póngalas separadas sobre  una bandeja, cubra con papel plástico y congele por dos días, después guárdelas nuevamente en el refrigerador en una bolsa con zipper. Puede conservarlas hasta por seis meses, aproximadamente.

 

 

 

Fotos: Daniel Álvarez.

 

Leer mas: 

Leer más

Publicidad