Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Santo sánduche

Por: 
Harry Sason
Santo sánduche
Es el del pan doradito y el queso derretido.

Es el que ayuda a ahorrar tiempo y el perfecto colaborador cuando se aprietan las finanzas. Es un bocado obrero, humilde y sencillo, un golpe de oficinistas y trabajadores. Es el de todos los días, la solución rápida, el de los amigos.
Es el ideal para el picnic en el parque, para el brunch, el que se come descaradamente con la mano y a mordiscadas.

¡Qué delicia! Es el que aguanta todo: carnes, quesos, vegetales, huevo, mantequilla, mostaza. Es el que contiene en sí mismo todos los escaños de la pirámide alimentaria. Es el favorito de los niños, la solución para las loncheras, una comida rápida entre un par de enamorados. Es el que puede ser modesto o sofisticado, típico o internacional. Es el que Leo hace de maravilla en New York Deli.

Es el que está en todos los países, el omnipresente, el que habla todos los idiomas. Es el del pan pita, el del pan de cereales, el del pan de molde. Es el que queda de maravilla con lechuga fresca y una rodaja de tomate. Es el polifacético, el divertido y el que puede alojar cualquier ingrediente. Es club, el pepito, el de peanut butter and jelly. Es el sánduche, señoras y señores, el mismo que nos ocupará durante las próximas semanas, durante las cuales presentaré algunos de mis sánduches infaltables. ¡Disfrútenlos!

Croque monsieur

Ingredientes:

8 tajadas de pan blanco campesino o brioche

400 gramos de queso emmental

400 gramos de jamón york

2 cucharadas de mantequilla

2 tazas de salsa bechamel

Queso parmesano rallado

Para la salsa bechamel:

3 tazas de leche

3 cucharadas de mantequilla

4-5 cucharadas de harina

1/2 cebolla cabezona blanca

Tallos de perejil - 1 hoja de laurel

Sal y pimienta blanca

Preparación:
Comience preparando la salsa bechamel, para lo cual se debe derretir la mantequilla en una sartén y saltear allí la cebolla, el perejil y la hojita de laurel, agregue luego la harina y revuelva bien para formar un roux. Antes de que empiece a dorar, agregue la leche tibia y deje hervir a temperatura media-baja durante 25 minutos.

Sazone con sal y pimienta blanca y cuele. Para preparar los sánduches, unte con mantequilla el pan y dórelo levemente en una sartén. Luego, unte en una cara un poquito de salsa bechamel, agregue el queso emmental, el jamón y tape con otra tajada de pan. Bañe con un poco más de salsa bechamel, esparza el queso parmesano encima y lleve al horno a temperatura alta para que gratine. ¡Y listo! La versión que más me gusta de este delicioso sánduche es el croque madame, que es igual pero con un huevo frito encima.

 

Leer mas: 

Leer más

Publicidad