Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

El embarazo: en la tercera semana podrás saber la noticia

Por: 
Redacción Cromos
En estos días empiezas a producir la hormona que las pruebas caseras detectarán para indicarte si llevas un bebé en la panza.

Es difícil imaginarlo, pero, en la tercera semana, el bebé tiene el tamaño de una semilla de chía. Es miniatura y muchas mamás aún no saben que andan acompañadas. Sin embargo, pueden empezar a sentir hinchazón, cólicos, cambios repentinos de humor e, incluso, es posible que encuentren manchas en la ropa interior, lo cual suele ser frustrante, porque, para la mujer, este siempre ha sido un síntoma que anuncia la llegada de la regla. Sin embargo, en un embarazo, es señal de que esa pequeña bola de células se está instalando en la pared uterina, donde formará su hogar por unas 40 semanas. Vale la pena aclarar que todos los organismos son tan diferentes que algunas mujeres no perciben un solo cambio y siguen campantes con su día a día (aquí podrá ver lo que ocurre en la segunda semana de embarazo).

 

Los síntomas de estas primeras semanas se deben a que el organismo ha empezado a producir todo lo que el bebé necesitará. Aumentan los niveles de estrógeno y progesterona, y se empieza a encontrar hCG, la hormona que detectan las pruebas de embarazo para anunciarte que estás embarazada con esas dos líneas que parece que brillaran.

 

Es importante tener en cuenta, no obstante, que existe la posibilidad de que aún no haya suficiente cantidad de esta hormona, lo cual hará que la prueba salga negativa. También puede ocurrir que el resultado sea confuso. Por ejemplo, ocurre que una línea sale oscura y marcada y la otra aparece muy tenue. En estos casos, respira y ten paciencia. La espera es insoportable, pero vale la pena darle a tu cuerpo una semana y probar otra vez. Muy seguramente estás embarazada, pero es mejor no ilusionarse todavía.

 

Si ves las dos líneas muy bien marcadas en ese palito blanco, el ideal es hacerse una prueba de sangre para confirmar la noticia y, luego, pedir una cita con tu médico de confianza.

 

Aunque tendrás que esperar otras 16 o 17 semanas para saber si es un niño o una niña, el sexo del bebé ya está definido y el color de su pelo y de sus ojos también están predeterminados genéticamente. Durante esta semana, se formarán la base del cerebro y la médula espinal, y el corazón empezará a tomar forma. Si aún no has empezado a tomar ácido fólico, que le ayudará al bebé a desarrollarse adecuadamente, puedes hacerlo en este momento. El ideal es ingerir al menos 600 mcg al día.

 

Así mismo, será bueno que empieces a ser consciente de tus hábitos y elimines el cigarrillo, el alcohol y las bebidas gaseosas. También deberías controlar tu consumo de café, aunque no tienes que sacarlo por completo de tu vida. Tener buenos hábitos permitirá que tengas un embarazo más tranquilo, que no haya riesgos de perder el bebé y que él o ella nazca saludable. Además será muy importante que duermas suficientes horas cada noche, para que ganes la fuerza para vivir el proceso.  

 

 Fuentes: Obvia Health, Mayo Clinic, Dewhurst's Textbook of Obstetrics and Gynaecology, Formulary Journal, ScienceDaily

Leer mas: 

Leer más

Publicidad