Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

¿Qué es el cloasma gestacional?

Por: 
Redacción Cromos
mujer viéndose al espejo
Manchas oscuras que aparecen en la piel de la cara, y que son muy comunes en la etapa del embarazo.

 

Aunque no lo creas, las manchas durante el embarazo son más comunes de lo que parece. El cloasma gestacional aparece en la cara, y se caracteriza porque la pigmentación de la piel se torna oscura y comienza a evidenciarse durante la etapa de gestación, en las mejillas y en la zona de la boca.

 

 

Causas

 

Estas manchas se pueden dar por dos motivos: uno de naturaleza hormonal y el otro por naturaleza genética. Durante la gestación, las variaciones hormonales que se producen en el organismo materno conducen a una mayor concentración de melanina en algunas zonas de la cara.

 

Las personas más afectadas son las de piel oscura, ya que están predispuestas genéticamente para producir una mayor cantidad de melanina. El sol también es un factor que puede contribuir a desencadenar el problema.

 

 

¿Cómo prevenirlas?

 

Lo más importante, si estas atravesando por esta maravillosa etapa, es que tengas cuidado con el sol, ya que es uno de los factores más importantes a la hora de prevenir la aparición de estas manchas, especialmente en época de verano.

 

Utilizar cremas protectoras en la cara, ayudará a que reduzcas las posibilidades de contraerlas.

 

Mantener la cara hidratada la mayoría del tiempo, permitirá que seas menos propensa a la aparición de estas, y aunque en un momento determinado te asustes por tus cambios físicos, es un tema estético pasajero, si lo tratas con todos los cuidados posibles.

 

 

 

¿Cómo tratarlas?

 

En el embarazo, es mejor evitar algunos tratamientos, puesto que el hecho de eliminar la capa "manchada" puede estimular una mayor producción de melanina. Sin embargo, luego de finalizar tu lactancia materna, puedes recurrir a algunos tratamientos, que se convertirán en tus mejores aliados a la hora de revitalizar tu piel:

 

 

Alfahidroxiácidos

Si el problema es leve, será suficiente con realizar un peeling con este ácido glicólico o el salicílico, que favorecen la renovación celular de tu piel, y trabajan en su regeneración diaria.

 

 

Si las manchas son más oscuras y están más extendidas

Se puede aplicar ácido tricloroacético, el cual es capaz de eliminar la capa de melanina de la epidermis.

 

 

Como alternativa, puedes optar por la dermoabrasión mecánica con radiobisturí, la timedcirugía o el láser: los dos primeros sistemas emiten ondas de radio que "despegan" la piel manchada y dan un nuevo aspecto a esta, luego de haber tenido a tu bebé.

 

 

Foto: Istock

Leer mas: 

Leer más

Publicidad